Vendedor, redactor, editor y experto

Una de las facetas menos conocidas de H. P. Lovecraft es que publicaba su propio periódico amateur. Hoy en día, hubiera tenido un blog. Si administras un blog está haciendo, de hecho, una especie de periódico o revista individual que te obligará, en cierta medida a desempeñar los oficios principales de la prensa tradicional.

Los oficios del bloguero

Más allá del blog

Estos oficios y otros deben existir, en mayor o menor medida en todos los blogs, y un déficit serio en cualquier de ellos puede comprometer el éxito. Algunos pueden subcontratarse y siempre se puede pedir ayuda. Por ejemplo elegir una buena plantilla o tema puede facilitar mucho tu labor como tipógrafo y trabajar con un socio que domine las redes sociales puede cubrir parte de tus déficit como vendedor.

Sin embargo, si tu blog es hobby, quizás deberías explorar todos estos oficios. Por el camino puedes desarrollar tus habilidades o adquirir otras nuevas. Supongamos que te conviertas en un gran vendedor o, al menos, en un vendedor aceptable. ¿No es esta una habilidad útil en toda circunstancia?

Miguel de Luis Espinosa