Tienes una discapacidad horrible

Sí, en serio, tienes una discapacidad horrible, de nacimiento y además no tiene curación. Suena maleducado decírtelo pero como no eres consciente de ello, es que no me puedo callar. La verdad es creo que tienes que reprimirte todo el rato. Lo hago por tu bien, para que puedas expresar tus emociones de forma madura y positiva.

No guardes tus lágrimas

Como reprimes tus sentimientos de desesperación ante tu realidad horrible estás todo el día con problemas que existen solo en tu cabeza. Yo prefiero cantar y saltar, y bueno, esa cosa que no puedes hacer, por lo de tu discapacidad, ¡qué pena! 🙁 . Pero tú no estás libre de preocupaciones, casi nunca. ¡Claro! debe ser la amargura y la tristeza reprimidas por todo lo que tienes que sufrir a nivel inconsciente. Especialmente por la libertad perdida.

Eres nuestra inspiración

Pero te admiro, ¿eh? Yo estaría mucho peor, seguro. No pienses que me encuentro entre quienes creen que lo tuyo es una discapacidad mental de esas que se curan si lo intentas de verdad. (He visto los datos y lo de saltar por la ventana con los ojos vendados es peligroso. ¡No lo intentes, por favor!).

La causa de que no puedas llegar tan alto como los demás es tu defecto genético. (Perdón, no debería haber dicho tan alto… uy, que vergüenza, ¿me perdonas?)

Valoro todos tus logros, por pequeños que seam. A pesar de que no puedas hacer lo mismo que las personas normales, eres nuestra inspiración. (Esto hay que decirlo siempre, queda bien y hace que te respete como si fueras una persona normal, aunque no lo seas, te queremos igual).

Un consejo que no has pedido, pero necesitas

No te entiendo, querida persona con discapacidad de predominio motórico-apétoro (lo aprendí en la wikipiopedia). ¿Cómo puedes luchar todos los días con tu terrible deformidad y seguir adelante? ¿cómo puedes vivir sin alas ni plumas?

Sin volar, yo me moriría.

Pero seguro que un psiquiatra te ayudaría. Yo si alguna vez por algo muy hipotético o imposible lo necesitara seguro que iría.

Tu amigo, que no te conoce pero que le gusta firmar así porque es bonito,

Señorito Don Pajarito Pequeñito,
Tercer árbol a la derecha
Rama Quinta.
Segundo Nido.

Miguel de Luis Espinosa