Publicado en estudiantes, productividad

¿Qué es Kaizen?

¿Cómo empiezo? ¿Con un poquito de historia? Sí, sí, que esta es buena.

Japón 1945, el país hecho un asquito después de la guerra. La industria japonesa empezó haciendo productos baratos, de mala calidad, destinados a los soldados americanos que ocupaban el país. Les permitía sobrevivir, pero poco más. El general estadounidense Mac Arthur, que en la práctica mandaba en Japón, se trae a unos expertos de su país, los junta a los empresarios japoneses para transmitir los secretos de la productividad americana. Y no era poca cosa, porque la asombrosa capacidad de producción americana fue la que hizo imposible cualquier esperanza para el Japón.

Los empresarios japoneses tomaron esos secretos, los combinaron con la cultura tradicional japonesa y les salió algo que se llama Kaizen.

Kaizen
es cambio pequeño y constante.

Bueno, hay libros enteros dedicados a esto y gordísimos. Así que vale, estoy simplificando mucho, pero tú no vas a llevar una fábrica de coches. Al menos no todavía.

Cambios son acciones

Kaizen no significa “voy a estudiar un poquito más”. Tienes que ser más concreto. Descubrir un obstáculo pequeño y quitártelo.

Por ejemplo
Un niño está en un equipo de fútbol. Llega tarde, despeinado, con mantequilla en la boca y siempre se olvida de algo: los botines, la toalla o un calcetín. En realidad pierde mucho el tiempo en casa y siempre deja prepararse para el entrenamiento para el final. ¿Qué puede hacer?
Podría decir
A partir de ahora voy a hacerlo todo bien, nunca llegaré tarde y revisaré todo tres veces para saber que no me olvido de nada.
Con kaizen podría decir
En cuanto llegue a casa voy a preparar las cosas del entrenamiento. Si tiene las cosas preparadas, es más difícil que se le haga tarde. Como no está nervioso cuando las prepara es más probable que no se le olvide nada. Y es una cosa concreta, fácil de hacer, no hace falta que sea perfecto, ni que lo haga todo bien. Es un cambio pequeño, es kaizen.

El kaizen es constante

El kaizen ve la vida como un río. (Bueno, en las empresas es el proceso de producción, pero aquí vamos a hablar de la vida). Si echas basura al principio del río, esa basura seguirá hasta el final del río hasta que la recojas.

Sigue leyendo “¿Qué es Kaizen?”

Publicado en estudiantes

Esperanza en los estudios

Lo primero es tener esperanza

A veces es muy difícil tener fe en uno mismo. Sobre todo cuando las cosas no han ido como hemos querido. El problema no es el fracaso. Sino creerse las mentiras del fracaso. Estas son dos:

1ª Que si fracasas es porque eres tonto o incapaz.

2ª Que si fracasas es porque eres un vago.

Ambas son mentira. No fracasas por lo que eres. Fracasas por lo que haces. O mejor aún, no eres tú quien fracasa, sino tus acciones. Deja de hacer lo que estabas haciendo mal y empieza a hacerlo bien.

Y esto vale también para habilidades auxiliares como ser capaz de concentrarse. Vale, hay gente con más fortalezas que otras. Lo mismo ha ejércitos mayores que otros.

Como el microscópico ejército finlandés. 1939, la Unión Soviética invade Finlandia. El ejército finlandés era pequeño, casi sin fuerza aérea, pocas municiones y desprovisto de material moderno. Los finlandeses no es que ganen, pero zurran lo suficiente al ejército soviético para poder negociar una paz.

La clave son los métodos

¿Cómo lo consiguen? Mejores métodos, tan sencillo como eso. Hicieron las cosas mucho mejor.

Lo mismo pasa en el deporte. A veces quien llega a ser algo grande no es el que tenía mejor “genética” sino otra serie de virtudes, como creer en sí mismo.

Cree en tí mismo. La verdad es que puedes hacer las cosas mejor. Un poco mejor. Un poquísimo mejor. Eso siempre es posible.

Y ahí es donde entra nuestro amigo Kaizen.

Me voy a cargar el japonés, pero te voy a ayudar a entenderlo: Kaizen = Mejora Nada. Oye, seguro que ya sabes algo que va mal en tu forma de estudiar. Y esto aunque tengas las mejores notas. A lo mejor incluso hay tantas cosas que mejorar que te sientes abrumado. ¿Y por dónde empiezas?

Por algo muy práctico, muy pequeño, casi nada, una tontería. Por ejemplo: sentarse bien. Por ejemplo cerrar la puerta. Por ejemplo escribir una nota que digo: “Puedo hacerlo”.

Casi nada. Pero adelante. Concéntrate en esa mejora. Una vez la hayas cumplido pasa a la siguiente “Mejora Nada”. Siempre concéntrate en cosas concretas, simples, muy prácticas.

Se irán acumulando. Lleva tiempo, y un poco de fe en uno mismo, pero pasa y luego, casi sin que te des cuenta, vas adelante.