Publicado en estudiantes

No bloguear

Los deberes y trabajos del colegios, instituto e instituciones académicas varias.

Nunca los bloguees o compartas online.

Te los copiarán y quizás el compañero de tu misma clase. Fíjate que no digo que seguramente te los copiarán, sino que lo harán. La duda es si encima sea alguien que compite contigo.

A mí me pasó. En Teología.

Menos mal que pude demostrar quién era el autor original. Pero me costó un lío.

44

Publicado en sabiduría

Diario 21 de julio de 2012

Los blogs comenzaron siendo un diario de navegación en Internet; su valor residía en que aquellos que éramos menos duchos en la red aprendiéramos de los que los veteranos habían descubierto.

Bueno ahora yo llevo en esto de Internet desde los 90 y supongo que me puedo considerar un veterano. En fin, para lo que valga, voy a compartir aunque sea hoy lo que he estado haciendo últimamente. Espero que os sirva:

## 1. Code-Academy

Estoy re-aprendiendo a programar en [Code Academy](http://www.codecademy.com/es/users/migueldeluis) empezando por javascript. La sugerencia me llegó de Vale, mi [eco-alemana](http://valedeoro.es/) favorita.

Code-academy usa un sistema de cursos automatizados, exclusivamente prácticos, divididos en pequeñas secciones. La ventaja es que es muy sencillo iniciar el curso y hacer una sección por día (puedes trabajar a menor ritmo, pero yo funciono mejor así). La desventaja es que cada sección está hecha por un profesor distinto, por lo que tienes que coger el “truquillo” de cada uno y falta material de referencia (pero eso se suple con los foros y la red que hay una tonelada de información de javascript.

¿Aprenderse? Sí se aprende, ahora me falta terminar el curso y darle sentido práctico.

## 2. Samsung Hope Relay

También estoy participando en la [Samsung Hope Relay](http://www.samsung.com/es/london2012/samsung-hope-relay/). La idea es que te pones a correr (o a andar, 😉 ) con un smartphone con GPS y la [aplicación](http://www.samsung.com/es/london2012/samsung-hope-relay/) en marcha. Esperas unos minutotes a que encuentre la señal de un GPS y te lanzas. Por cada kilómetro que corras, andes o te arrastres, Samsung dona €1 a [Aldeas Infantiles](http://www.aldeasinfantiles.es/conocenos/actualidad/noticias/pages/pablovillalobosensucarreramassolidaria.aspx). Eso sí tiene que ser kilómetros completos -pero hay una bonita función de pausa por si no puedes más-

Sí bueno, es poco pero yo ya llevo donado 7€ y un montón de agujetas y tú no.

Por cierto las agujetas de hoy quedan dedicadas a la Aldea Infantil de Gran Canaria de la que soy [padrino](http://www.aldeasinfantiles.es/Actua/espacio-socios-padrinos/Pages/default.aspx) no muy activo, pero tenía que buscarme una excusa para el enlace.

## 3. Fitocracy

Pues es como una red social pero de hacer ejercicio. Aquí te dan puntos por cualquier actividad que hagas, y esos puntos los acumulas para subir de nivel y ganar premios virtuales. Todo muy infantil, pero funciona. (Yo ya estoy en [nivel 6](http://www.fitocracy.com/profile/), raña, raña)

Además, lo mejor es la red social que lleva incluida. Esto consigue que otras personas te animen y aliente, (que funciona mejor que los puntitos) y hasta te den consejos. Eso sí, todo está en inglés, así que si no te defiendes en English pitinglish, mejor no.

Puedes, por supuesto, compartir en G+, Facebook, twitter y demás tus progresos para dar envidia, o en mi caso pena.

## 4. Windhammer 2012

No. No lo haré. No, nunca. Si mi inglés no están bueno. No tengo tiempo. No voy a ganar. Etc

Pero lo hice

Este año participo en la [Windhammer](http://www.arborell.com/windhammer_prize.html), un trofeo de creación de libros-juego, estilo Fantasía-Ficción, La búsqueda del Grial, Lobo Solitario, Elige tu propia aventura, etc; con una obra en inglés. Los que estéis tan chiflados como yo, tenéis para participar hasta septiembre.

En la historia, el personaje del lector-jugador es un chico/a de entre 11 y 15 años (según lo difícil que quieras poner la partida) que es esclavo del Emperador de Samarad en un mundo medieval fantástico con toquecillos orientalistas. En fin los bárbaros vencen al ejército Imperial, y el emperador huye, dejando a nuestro héroe, como broma cruel, a cargo de la defensa de la ciudad.

Y ahora nuestro pobre personaje tiene que a) ocultar la huida de la corte a las tropas para que no se desmoralicen y b) salvar a la ciudad de los bárbaros. Suerte. (Ah, sí, ya hice un borrador de esta misma idea hace tiempo, pero nunca la he terminado, vamos a ver si esta vez es la definitiva).

## 5. He vuelto (y no he vuelto) a Twitter

Vuelvo a tener cuenta en twitter, [@2bvicar](https://twitter.com/2bvicar), pero no sé si os importará un pimiento porque a) comparto exclusivamente en inglés y b) me refiero exclusivamente a mi faceta como candidato a la ordenación como sacerdote en la Iglesia de Inglaterra, Comunión Anglicana. Ya sé que no soy muy fan de twitter, pero me permite trabar contacto diario con personas con las que me sería muy difícil contactar, dadas las distancias.

Bueno, hasta que tenga más que contar. Sed felices. 🙂

Publicado en productividad

El artesano del conocimiento

Escribo el borrador de este artículo en un cuaderno de papel. Encuentro justo que sea la pluma el primer instrumento de estos reglones. Resulta que, para este mundo online vengo a reivindicar una nueva artesanía, siguiendo a los primeros pioneros.

## ¿Qué es un artesano?

La imaginación nos trae recuerdo de un señor sembrado de canas, sentando en un taller polvoriento, rodeado de penumbra y colores cálidos, aparente desorden y precisión en el trabajo. Llegan también olores de honestidad, lamentos de la pobre recompensa monetaria y satisfacción con uno mismo y su esfuerzo.La conversación del artesano empieza dulce, da frescores de alegría al saberse escuchado y acaba con el regusto amargo del que se sabe especie en extinción.

Estoy seguro de que conoces el método de producción actual, supongo que también los previos modelos industriales y quizás te hayan llegado rumores sobre “generaciones automáticas de ingresos” o “semanas de trabajo de dos horas”.

Dejadme proponeros otra cosa. Trabajar con excelencia en lo que amáis para los demás. ¿Suena a “mundo de la tarta de fresa”? Ya veréis que no.

## La excelencia es sangre.

Sobran productos mal hechos. La calidad inferior sólo tiene sentido en el mercado si son baratos siempre que, al menos, cumplan los mínimos.

¿Pero qué sentido tiene un producto de conocimiento de baja calidad? Tengo a Aristóteles, a Marx, a Hegel, a Adam Smith y tantos otros. Sí, es cierto, no todo el mundo puede leer un manual de economía, por ejemplo, y aprovecharlo. Hacen falta divulgadores y desde luego un blog es una magnífica plataforma para ello y no hace falta ser un científico puntero para divulgar ciencia, ni filósofo para hablar de filosofía.

Y es que tengo también muchos medios -blogs, periódicos, libros, programas de televisión como Redes- de muy buena calidad a coste cero o casi. ¿Para qué necesito leer pamplinas a medio pensar?

## Líneas maestras.

Debo prohibirme producir contenidos de baja calidad, lo que en la era de la información llamamos ruido. Para ello debo ser organizado, apasionarme en mi labor y controlar procesos y resultados.

Contesto ahora, antes de que se me pregunte la razón del aparente fracaso de la calidad. ¿Por qué encuentra la gente más valor en las telenovelas que en Rilke? Ya sé, las telenovelas pueden tener también su calidad y sí, también sé que estamos comparando peras con tuercas, pero la respuesta se encuentra en la política de comunicación.

¿Dónde se anuncia Rilke? ¿Qué marca deja -en presente- hoy? Sólo los intelectuales, los aficionados a la poesía y algún aspirante a aficionado como yo, le recordamos y disfrutamos de él.

## ¿Podemos competir con la industria?

Nuestro feliz artesano con conversación de regusto amargo no pudo competir con la industria. ¿Y un artesano del conocimiento? Ya no tiene que andar solo; puede conectar con otros artesanos, e incluso con la industria -que ya no tiene que ser enemigo- y forjar alianzas más o menos permanentes. Tiene en su ordenador un herramienta casi tan sofisticada como la de cualquier empresa. Puede conectar con todo el mundo, dejar su huella. Sin más barreras que las del idioma y cultura – y ni estas son insuperagbles- puede posicionarme en cualquier lugar. No busca derrocar a la industria, no lo necesita, pero puede hablar de igual a igual.

No llegará sin esfuerzo y sin un buen hacer. Si quiero comunicar en Argentina, deberé encontrar la manera de comunicar a los argentinos. Si quiero hablar a los indonesios, tendré que desarrollar empatía con su cultura. Pero, como ya he dicho, no tengo que hacerlo solo.

Publicado en productividad

Como concentrarse en una sola cosa a la vez

Estás trabajando en dos proyectos a la vez y viene tu jefe y te pone dos nuevos encargos sobre la mesa. Mientras estás al teléfono te entran tres correos. Sales corriendo a hacer la compra. Al Blackberry y al móvil se están quedan sin baterías. Y entonces aparece un compañero y te pregunta… ¡Felicidades! ¡Estás jugando a los malabares de la multi-tarea!

En esta era de tecnología instantánea, somos bombardeados con información y demandas de nuestro tiempo. En parte, ésta es la razón por la que “GTD” es muy popular en nuestro mundo; es un sistema diseñado para tomar decisiones rápidas y mantener todas las tareas de tu vida en orden. Pero incluso con GTD, a veces las tareas nos sobrepasan tanto que cualquier sistema se derrumba. “Life Hack” en su excelente artículo “How to Multi-task,” presenta la naturaleza de la multitarea y como hacerla sin renunciar a concentrarse en una cosa a la vez. Lo que aquí presento es Como NO hacer multi-tarea; una guía para trabajar de forma que no se resienta tu salud mental.

Primero, algunas razones por las que no se debe hacer multi tarea.

  • Hacer varias cosas a la vez disminuye la eficacia, debido a la necesidad de “cambiar de marcha” en cada nueva tarea una y otra vez.
  • Hacer varias cosas a la vez es más complicado, y por tanto más inclinado a causar estres y errores.
  • Hacer varias cosas a la vez puede ser una locura, y en este mundo caótico, necesitamos reinar en el terror y encontrar un pequeño oasis de sensatez y calma.

Aquí van algunos consejos sobre como NO hacer varias cosas a la vez.

Haz listas de tareas pendientes para diferentes contextos (llamadas, ordenador, salidas, casa, esperando por, etc), según tu situación.

Ten una herramienta de captura (por ejemplo un cuaderno) para anotar lo que necesite hacerse.

Ten una bandeja de entrada física y una para el correo electrónico (las mínimas) para que todas las cosas se puedan agrupar en un sólo lugar (una para papel y una para lo digital).

Planifica tu día por bloques, con bloques abiertos en medio para las cosas urgentes que surgen en el momento. Puedes probar con bloques de una o media hora, según lo que funcione mejor para tí. O prueba con bloques de 40 minutos, con 20 minutos de por medio para tareas diversas.

A primera hora de la mañana, ponte a la Tarea Más Importante. No hagas nada más hasta que esté completa. Date un pequeño descanso y luego continúa con tu siguiente Tarea Más Importante. Si puedes completar dos o tres de éstas por la mañana, el resto del día irá rodado.

Cuando trabajes en una tarea asignada a un bloque de tiempo, desconecta todas las distracciones. Sal del correo electrónico y de Internet, si es posible. Apaga el móvil. Intenta no responder al teléfono, si te es posible. Concéntrate en esa única tarea, e intenta hacerla sin preocuparte por ninguna otra cosa. Si sientes ansia de comprobar tu correo o cambiar a otra tarea, párate. Respira profundamente. Vuelve a concentrarte. Vuelve a la tarea en cuestión. Si surgen otras cosas mientras estás trabajando, ponlas en la bandeja de entrada, o anotálas en tu sistema de captura (un cuaderno, un pda, un post-it…). Y vuelve a la tarea.

De vez en cuando, según vayas completando una tarea, procesa tus notas y tu bandeja de entrada, añadiendo las tares a tu lista de tareas pendientes, y re-estructurando tu planificación si es necesario. Procesa el correo y las otras bandejas de entrada a intervalos regulares. Sucede a veces que una interrupción es tan urgente que no puede aplazarse hasta que hayas completado la tarea a mano. En ese caso, haz una nota de donde te has quedado, y ponla junto con todos los documentos o notas asociadas a esa tarea juntas y aparte (quizás en una carpeta de “pendientes” o de “proyecto”). Cuando vuelvas a la tarea, puedes sacar la carpetar y comprobar tus notas para ver dónde lo dejaste. Haz respiraciones profundas, estírate, y descansa de vez en cuando. Disfruta de la vida. Sal fuera y contempla la naturaleza. Mantente cuerdo. Bueno, eso es todo. Resta decir que yo he seguido estos consejos y puedo atestiguar que funcionan.


  • El presente artículo es una traducción libre y adaptada de una entrada en Zen Habits