Soy tonto

A ver cómo lo digo sin parecer tonto. Supongo que no se puede, así que ahí va. Estoy escribiendo una obra literaria por una sola persona, que no soy yo. Y en inglés «internacional» porque es la lengua que compartimos. ¿Se puede decir que es amistad? Yo supongo que sí por lo que estoy haciendo. Por un lado estoy disfrutando mucho, escribiendo totalmente relajado en el conocimiento de que ni de bromas me va a salir una obra de arte. Lo de literaria era por llamarla de alguna manera, porque no es un cuento, ni una novela ni nada de esa índole. Es narrativa episódica, cada semana un episodio «autoconclusivo», como si fuera una serie de televisión.

Por otro lado me lleva mucho tiempo, tengo que pararme mucho para comprobar dudas porque aunque lo vaya a leer muy poquita gente, una persona seguro que sí. Y con eso basta para intentar hacerlo bien. Bueno, con eso y con el respeto al propio arte. Quizás haga una versión en español, no una traducción que no estoy capacitado para eso, sino una auténtica re-escritura. Pero bueno, si pasara ya os lo contaría. Bastante tengo ya con el trabajo de más con el que yo mismo me he cargado. Lo dicho, soy un tonto, qué peligros depara la amistad.

Deben tener razón los griegos, la amistad es un tipo de amor.

Miguel de Luis Espinosa