Señor, hace frío, oración

Señor, hace frío.

Pasarías tu frío en Galilea,

de niño, muchas madrugadas de invierno.

Pasaste frío en la Cruz

de cuerpo y de desprecio.

Pasas frío cuando duermes sin techo

víctima de un Tsunami

O en cárceles infectas,

O en hospitales sin corazón,

O como el que niño que duerme en las alcantarillas.

No sé si habrá aún más frío en mi corazón,

Calienta mi corazón de piedra.

Hazlo arder, tórnalo en carne,

Y mis labios bendecirán Tu nombre.

Miguel de Luis Espinosa