Una novela estúpida, no, hizo llorar a mamá

Diario de Guille, 18 de febrero

El Diario de Guille es una obra de ficción. Tras varias pandemias, guerras y violencia, la humanidad está casi muerta. Guille, refugiado en una pequeña isla escocesa te cuenta sus miedos y esperanzas.

Querida persona desconocida, hoy me encontré a mamá llorando. Y eso es algo que no me gusta mucho. O nada. O peor que nada. No me quería decir por qué era, pero creo que lo he adivinado por las siguientes pistas:

Pista número uno. Cuando la encontré llorando estaba leyendo uno de esos libros tontos de amor. De los de tienen una portada de una playa con palmeras y una mujer caminando sola.

Sola, pero ella nos tiene a nosotros. Pista número dos.

Pista número tres. Me dijo que era por la novela pero cuando habló de la protagonista parecía que la protagonista era ella.

Pista número cuatro. Tenía una carta de fantasma papá fuera.

Conclusión obvia: Quiere novio.

Conclusión alternativa: Quiere que vuelva fantasma papá, pero como cuando era antes de ser fantasma.

Lo que es imposible.

Solución: Voy a hablar con fantasma papá, a ver si puede venir a consolarla.

Yo no pude. Heather tampoco. Y ni Laika. Y Deberíamos haber podido si solo fuera por una novela. Pienso.

Y ahora tengo ganas de llorar yo. (Por cierto ha granizado todo el día, pero no importa eso).


Enlaces

  1. Introducción al Diario de Guille
  2. Todas las entradas

Miguel de Luis Espinosa