Minimalismo, Frugalidad, Simplicidad, ¿por qué?

¿Por qué ser minimalista? Hay quien lo hace para poder viajar. Otros por poder permitirse lujos, siguiendo la regla de consumir menos, pero mejor. Luego están los quemados: horas interminables de trabajo, sueldos grandes con deudas aún mayores.

¿Y qué pasa si no quieres viajar por todo el mundo? ¿Hay obligación de tener tu propio negocio? ¿Y si estás contento con tu trabajo? ¿O qué pasa si tienes 14 años y no vas a poder minimazar el colegio? ¿Te sirve el minimalismo para algo? Sí, si tienes razones.

Bueno, yo voy a presentar las mías, a ver si en ellas podéis encontrar inspiración:

## Eudaimonia

O plenitud del ser o en palabras menos pijas, ser feliz. Nos han vendido, nos venden y nos seguirán vendiendo la idea que adquirir cosas nos da la felicidad. Y es cierto, siempre que estemos hablando de una felicidad pasajera.

Leo Babauta en mnmlist lo llama deseo fabricado. Y lo divertido es que alguien de fuera te va a crear un deseo artificial. ¿Crees que no funciona contigo? Perdona, pero los millones gastados en publicidad me dicen lo contrario. Leo propone como solución apartarse de la publicidad y ayudar a otros y a uno mismo a resistirla como mensajes del estilo: ya tienes todo lo que necesitas para ser feliz.

¿Y por qué funciona este deseo frabricado? Funciona porque sustituye lo que realmente quieres por un sustituto falso que, a diferencia del verdadero anhelo, se puede comprar. No puedes comprar la felicidad de tus hijos, pero puedes comprar la wii; no puedes comprar salud pero sí no sé que fruta de un país muy lejano y éxotico.

Oye, se siente, no soy budista y no creo en la supresión del deseo, pero si el budismo funciona es porque la inmensa mayoría de nuestros deseos son falsos. El verdadero anhelo de nuestro corazón es crear, creer y amar.

Y vale, el minimalismo no me asegura ninguno de esas tres, pero me impide usar los deseos falsos. Y por tanto no tengo más narices que ir a por los verdaderos.

## Solidaridad

Seré breve. Más dinero ahorrado = Más dinero a compartir. Más tiempo ahorrado = Más tiempo a compartir. Menos deseos idiotas = Menos egoísmo.

## Ecología

Consumir contamina. Es tan fácil como eso. Los procesos industriales tienen costes medioambientales empezando por el gasto de energía, la degradación de los paisajes y hábitats al necesitar materias primas y los deshechos que acaban contaminando el medio ambiente.

## Economía

Vale por un lado tenemos que consumo menos, eso ayuda a ahorrar. ¿Hace falta que añada algo más?

En realidad sí. La economía, personal, familiar o mundial no es sólo cuestión de gastos, sino también de ingresos. Y ser capaz de centrarse en una materia tiene al menos dos beneficios básicos a la hora de transformarlos en dinero, por ejemplo:

Aumenta la eficiencia.

Aumenta tu habilidad en hacer algo, tu areté, te permite hacer algo de mucha mayor calidad.

## Poder hacer lo que yo quiera.

Pronto espero poder escribir algo sobre “Funcionarios y Emprendedoras”, una perspectiva de género que quizás ayude a comprender porque tanta gente se hace empleado público. Serán unos pensamientos nada más, que aún así espero sirvan.

Por ahora me contentaré con decir que si llevas lo que quieres hacer a su mínima expresión lo haces más probable. Por ejemplo: correr todos los días es más sencillo, en muchos casos, que ir al gimnasio.

## Al final es una cuestión de valores

Creo que podría seguir con una lista interminable de tal guisa. Saco un valor y debajo te pongo como te ayuda el minimalismo a alcanzarlo. Crearía así otra bonita manera de hacerte perderte el tiempo so pretexto de tener que escribir un post para este miércoles.

En realidad, el mensaje principal es mucho más simple.

Ser minimalista es vivir. Ser minimalista es centrarse en lo que verdaderamente importa. Ser minimalista es también rechazar todo aquello que nos engaña. Ser minimalista es ser nosotros mismos. Ser minimalista es seguir nuestro corazón. Ser minimalista es liberarse de hacer cosas por el miedo a “por si”. Ser minimalista es encarar la vida y rechazar soluciones fáciles. Ser minimalista es descubrir los verdaderos valores y seguirlos.

Esta es la verdadera razón, todo lo demás, como diría Rabbi Hillel, es comentario.

de Miguel de Luis Espinosa