Hada, poesía

las arrugas del árbol

se hundían en la joven corteza

al paso de la anciana

¡Mira abuela! ¡Un hada!

Lo sé, preciosa mía, la puse yo

¿Nacerán así todas las hadas y sus cuentos?

Miguel de Luis Espinosa