Día de basura-piragua

Una de las peores cosas de practicar piragüismo es la basura que te puedes encontrar en el agua. Cebollas flotantes, bolsas haciéndose pasar por medusas, panes, botellas de vodka hasta bolsas de basura con el relleno dentro. Por no hablar de cuando un mercante se expone a que le multen, vaciando todo lo vaciable. Sí, el mar lo absorbe todo, tras un tiempo todo desaparece arrimado en alguna playa. Al ir en piragua uno se hace testigo de ese proceso, te indignas, reflexionas y quieres que todos pudieran verlos por sí mismos. ¿Pero cómo no lo ven?

Si el mar lo absorbe todo, todo lo aguanta, aguanta hasta a nosotros durante mucho, demasiado tiempo. Pero quizás estemos también sometidos al mismo proceso y alguna vez, finalmente, desaparezcamos, como polvo de huesos, arena de alguna playa.

Me pregunto si no estaré también siendo testigo de eso.

Miguel de Luis Espinosa