Cerré mi cuenta en Slowly

He cerrado mi cuenta en Slowly, que tan buena impresión me dejó1. Me planteé hacer una revisión en profundidad pero eso no va a pasar porque no he pasado el suficiente tiempo como para dar una opinión fundamentado. Dejemos eso para mencionar por qué lo dejé.

Quizás lo primero es que la mayoría de la gente que me contactó lo hacía para buscar seguidores en otra aplicación o directamente por correo electrónico. Eso te indica ya un cierto grado de insatisfacción con la misma. Y por otro lado de estar recibiendo spam

«Hola, soy [nombre1]. Encantada de conocerte [nombre2]. Soy una chica de [número pequeño] años. Vivo en [sitio] y mis hobbies son [hobby1], [hobby2] y [hobby3]. ¿Te gustaría hablar de [tema1]? Si es así mándame un mensaje a correo@example.org // o sígueme en [Red Social1]. ¡Adiós!»

Lo que puede ser casualidad, o incluso con mucha gente se está organizando para buscar contactos, pero suena un poco spammy

Te quedas al final con muy pocas personas, con conversación muy intensa pero que en los tres casos se paró súbitamente. Después de una semana decidí parar. No sé la razón, quizás los aburrí, quizás he sufrido algún bug o quizás debí haber escrito con menor frecuencia.

Y esto es todo.


Enlaces

  1. Slowly, una red social interesante

Miguel de Luis Espinosa