Publicado en informática

Aprende Python

Nunca agradeceré lo bastante a Vale el antiguo post en el que recomendaba aprender programación. Desde entonces hasta ahora, siguiendo su desafío, he aprendido CSS3, Html5, php, algo de Ruby, un poco de AJAX, WordPress, diseño web y alguna cosilla más.

Pues bien de todo lo aprendido, lo más práctico y más fácilmente aplicable a mi vida normal ha sido Python. Con Python he podido generar una aplicación para generar documentos por formulario, por ejemplo.

Pero lo mejor de todo es su accesibilidad. Al ser un lenguaje interpretado puedo pedirle cosas directamente por la consola, sin necesidad de generar un programa. El otro día, sin ir más lejos, necesitaba imprimir cada séptima página de un documento de 1200 páginas.

Python al rescate. Bastó una sola línea de código para generar la serie numérica de páginas serie = list(range(1,1201,7)). En décimas de segundo tuve la resolución y a partir de aquí todo fue coser y cantar.

Python no es difícil, se entiende muy bien y hay toda la ayuda que quieras en Internet. Aprende programación, te será útil en miles de pequeñas cosas, es divertido y quizás te lleve a un empleo.

A mí me hace más fácil el que ya tengo.

Publicado en informática, productividad, sabiduría, simplicidad

Uno

Marzo de 2014, primera semana

Entrada

Bienvenido al primer número de Sabia Vida. Ahora somos una revista, de las del tipo de sub-compact publishing y estamos muy felices de ello. No sé si orgullosos, eso ya veremos.

Este número, el primero, viene cargado con tres artículos y una pequeña miscelánea donde hablo muy brevemente de otras cositas. Esta será la estructura inicial de Sabia Vida como revista y la veréis así tanto en la web como en la lista de correos, los que estéis apuntados. La miscelánea me permite hablar de otras cosas interesantes que escapan de la temática de Sabia Vida. En este primer número son solo tres enlaces, y ya veremos como evolucionará. En cuanto al resto:

  • En Guardo el Ordenador, trato de una estrategia de minimalismo aplicado a la que llegué, por enfado pero ha resultado ser muy sabia: tratar al ordenador como si fuera una máquina de coser.
  • El niño que nos retrasa es un excelente artículo de Leo Babauta que os ofrezco traducido.
  • <Por último, trato de mis experiencias aprendiendo a programar en Un año de code. Lo que he aprendido, lo que me falta y para que me ha servido.

Índice de contenidos

  1. Guardo el ordenador
  2. El niño que nos retrasa
  3. Un año de code
  4. Macedonia de miscelánea



Guardo el ordenador

Trata al ordenador como a una máquina de coser

Terremoto en la oficina. Me pongo a hacer un montón de horas extras, de las peores, de esas que te meten a hacer el trabajo de otra sección, con pocas instrucciones, muchas prisas y “tirando p’alante”, grabando datos, hora tras hora hasta quemarte las cejas y hacer un nudo en el cuello.

Vale, me paso de dramático, pero lo que pasó fue que tras el tercer o cuarto día no quería ver un ordenador ni en pintura. Resultado: guardé el ordenador en el armario, apretujado entre los pantalones. Mi vida mejoró.

Lo que sucedió fue que desde ese momento tengo tiempo para rezar, para leer y pasear o pintar miniaturas. Los días se me han hecho más largos, casi como cuando era pequeño. Incluso tengo tiempo de “espacio en blanco”, libre para “no hacer nada”, que sirve de marco y transición entre una actividad y otra. En el sentido de Bergson, mi vida “dura” más aunque mis horas sigan teniendo el mismo tiempo. Ante todo y sobre todo tengo más tiempo para pensar, para escribir y menos para distraerme con un montón de rituales absurdos, encadenado por el miedo a perderme algo: comprobar el email, ir a twitter, preocuparme por la respuesta de la gente a mi último artículo, ¿para qué?, ver una página de fotos, volver a comprobar las suscripciones y todas esas “obligaciones” de la era de la web.

Algunos beneficios

  • Más tiempo
  • Mayor tranquilidad
  • Mente más clara
  • Menos preocupaciones
  • Más alegría
  • Más capacidad para pensar
  • Mayor libertad interior

Momentos de domingo

He llegado a vivir lo que llamo momentos blancos, momentos de domingo, horas de agua, suaves, claras, limpias, balsámicas, meditaciones encontradas sin buscarlas, sin esfuerzos, sin nada. Y que tampoco aportan nada sino poner alguna pequeña cosa interior en su sitio.

Prueba, a ver que pasa

Obviamente sigo usando el ordenador de mi casa. La única diferencia es que ahora lo uso como mi abuela usaba la máquina de coser: cuando le hacía falta o le apetecía crear algo hermoso. Pero cuando terminaba, no la dejaba ahí de cualquier manera recopilando polvo, la guardaba en su mueble. Lamentablemente los ordenadores no vienen con un mueble para guardarlos; los portátiles caben en un cajón, pero la pantalla me gusta grande. Sin embargo, con un poquito de minimalismo aplicado, he liberado un sitio apropiado desde ni conquista mi mesa, ni decide mi horario. Este mismo artículo, junto con la mayoría de lo que escribo, fue redactado en un cuaderno, a pluma y sin prisas, después de haber pensado lo que tenía que decir.

Me gustaría que hicieras la prueba de esconder tu ordenador; sea o no un portátil. No te va a pasar nada; yo no tengo smartphone, pero si quieres mantelo encendido, por si tienes que resolver alguna crisis mundial. Basta con que pruebes a guardar el ordenador cuando no lo uses, aunque sea un poco incómodo al principio. Sí, ¿por qué no? A ver si te gusta.

Guardar
1. tr. Tener cuidado de algo, vigilarlo y defenderlo. Guardar un campo, una viña, ganado, un rebaño.
2. tr. Poner algo donde esté seguro. Guardar dinero, joyas, vestidos, etc.
3. tr. Observar o cumplir aquello a lo que se está obligado. Guardar la ley, la palabra, el secreto.
— RAE



El niño que nos retrasa

Original de Leo Babatua1

Me llevó mucho tiempo darme cuenta de por qué, como muchas otras personas me costaba cambiar mis hábitos y realizar cambios permanentes en nuestras vidas.

Todo se reduce a un niño pequeño y ese niño pequeño vive dentro de cada uno de nosotros.

Me costó mucho dejar de fumar en 2005, porque de verdad que no me gustaba la tremenda incomodidad de resistir el poderoso deseo de fumar. Era difícil, y me buscaba excusas para abandonar, en mis peores momentos lo único que quería era volver a mi vieja y cómoda vida.

Y ya había abandonado, las siete veces anteriores en las que había intentado dejar de fumar. Me rendí a las ansias, a las racionalizaciones, a la vocecita que decía “Venga, fuma ¿por qué te complicas la vida? La vida es demasiado corta”

Esa es la voz que nos impide hacer cambios duraderos.

Esa es la voz que nos dice que está bien comerse esas pastas, esas papas fritas, ese pollo frito. ¡La vida debería ser agradable!

Es la misma voz que dice que no pasa nada por saltarse un ejercicio, porque el ejercicio no es cómodo ni divertido y preferirías estar en Facebook, jugando a los videojuegos o viendo la tele. ¡La vida es demasiado corta para pasarlo mal!

Es la misma voz que te conduce a procrastinar cuando te enfrentas a una tarea difícil. Hace que te saltes la meditación o abandones el estudio de un idioma o escribir tu libro, porque preferirías hacer algo más fácil.

Esta es la voz que te impide empezar tu propio negocio o perseguir el trabajo que siempre has querido, porque temes fracasar.

Es la voz que se rinde cuando las cosas van mal

Es la voz que se rinde cuando las cosas van mal, y te convence para que tú también abandones. Te impide encontrar el amor de tu vida, porque no quieres afrontar la incomodidad de encontrar gente nueva. Te impide aprender a estar solo contigo mismo, porque te da miedo la soledad.

Esa voz no eres tu. Es un niño pequeño dentro de ti. Es la versión pequeña de ti mismo, quizás cuando tenías 5 ó 6 años.

A este niño pequeño, este tú pequeñito, no le gustan las cosas que son incómodas, que dan miedo o que son difíciles. ¿Cómo es un niño de 5 años?

A este niño pequeño le gustan las cosas cómodas, seguras y agradables

Este es el niño que eras cuando aprendiste a pensar, cuando intentabas hacer cosas y las dejabas porque eran muy difíciles. ¿Quién podría culpar a un niño de 5 años por ser así?

Pero ya no tienes 5 años. Y sin embargo dejas que este niño de 5 años gobierne tu vida. Así lo hice yo durante muchos años, y a veces todavía me manda cuando no son consciente de lo que hago.

El truco es darte cuenta de lo que este niño de 5 años intenta que hagas. Pero no le escuches. No le obedezcas. No creas sus racionalizaciones

Puedes soportar la dificultad. Puedes aprender a soportar la incomodidad. Puedes enfrentarte al miedo.

Título Original
The Child That Holds Us Back
Autor
Leo Babauta
Enlace
http://zenhabits.net/child/



Un año aprendiendo code

¿Programar es leer?

Hace aproximadamente dos años que me topé con el movimiento que todos deberíamos aprender a programar, de la misma manera que todos aprendimos a leer en la escuela. Quien no sabe programar, se decía, es analfabeto en estos tiempos.

La expresión me parece exagerada, y lo fui dejando de lado durante un año, pero De más joven había aprendido a programar un poco y sabía que me podía ser útil así que la idea me siguió rondando la cabeza hasta que al final piqué.

Aprendiendo Code Online

Me ha gustado mucho treehouse. De verdad de la buena; los vídeos son estupendos, el material práctico va muy bien, las clases son divertidas y puedo prometer que los jóvenes profesores saben de lo que hablan. Un montón. Solo hay que echarle tiempo, ganas y saber inglés. Gracias a Dios tengo de las tres cosas.

Lo peor de aprender code online es la sensación de estar solo. Sí, hay foros y todo eso, pero parecen destinados a resolver las “dudas de clase”, no a guiarte.

Falta un mentor

Vale, a lo mejor es pasarme, a lo mejor es pedir demasiado de una web, pero, por otro lado parece poco probable que las “habilidades desnudas” sirvan de algo sin una guía en cómo poderlas emplear, sin un “meta-aprendizaje”, si me perdonáis un neologismo a martillazos. Y si no me la da nadie, esto va a ser como aprender a bicicleta, hala, a darse trompazos hasta que no me caiga. Oh, qué felicidad

Lo aprendido

Hasta el momento he llegado a dominar HTML, sé CSS3 y sobrevivo en PHP y Ruby, aunque con este último no he hecho nada práctico todavía. Ya se verá. También he aprendido un montón de habilidades auxiliares: como usar Vim, algo de SQL, manejarme decentemente en la consola, git, diseño gráfico y alguna cosita más. De paso he hecho mis cositas con Bootstrap y Foundation. Creo que ya podría dedicarme a eso del “front end”1. De haber estado en el paro, esto conocimientos2 hubieran mejorado mis posibilidades, seguro.

Aún así, siento que no he llegado a dónde quería ir. Sí, sé hacer mejor todo lo que ya sabía hacer o puedo prescindir de las herramientas comunes. En otras palabras si tengo una idea de como publicar algo en la web no tengo que esperar a que nadie abra una web estilo wordpress.com para ello. Puedo, y hasta gratis si quiero. Pero no me es suficiente

La crisis

Un año después me he visto en la crisis de haber aprendido mucho pero no saber muy bien que hacer con esas habilidades. Desde luego no quiero convertirme en el informático típico de empresa, encerrado en el sótano, manteniendo redes, aplicaciones y contestando lo del “apaga y enciéndelo”. No, mil veces no. Ya tengo un trabajo, gracias a Dios. Ni tampoco creo que la idea de aprender a programar tenga que ver con que todos nos hagamos informáticos.

Lo que sí quiero es ser capaz de hacer cosas excitantes en la red, de combinar contenido con programación para ofrecer nuevas maneras de comunicar, de hacer arte, de vivir, de crear. Y, bueno, alguna script para automatizar alguna tarea aburrida que no debiera estar haciendo ningún humano. Y menos un servidor.

Quizás me falte tiempo de maduración para que florezcan esas ideas. Es posible. Quizás debiera olvidarme del eso ya lo ha hecho alguien y lanzarme a hacer mis cosas. Quizás me falte capacidad, o quizás tiempo.

  1. La parte que de una aplicación que “ve el usuario”
  2. Para más detalles ver mi perfil en treehouse



Macedonia de miscelánea

  1. Llevo dos meses escribiendo un diario de ficción, de literatura juvenil, post-apocalíptica, que empieza con: “Lo malo es que no hay zombies”. Guillermo, un chico de catorce años es el líder de un pequeño grupo de jóvenes que sobreviven en una isla en el, Año 7 después de las muertes. Se actualiza una vez a la semana, y me encantaría que te suscribieras.
  2. He añadido tres nuevos haikus a Haiku·da
  3. José Miguel Bolivar la vuelve a clavar con GTD, herramientas para recopilar
Publicado en informática, productividad

Log y Loh, mis primeros scripts

No son gran cosa, pero van muy bien y me sirven para llevar un diario de lo que hago de forma muy rápida, desde el terminal de mi Mac. Lo que hago es ir a Aplicaciones > Utilidades > Terminal y abrir la sesión. Después escribo algo como:

~.log "programé SV _primeros scripts_ para el 6 de febrero"

Y lo que pasa es que mi script .log añade la siguiente línea a un archivo de texto:

01/01/14 mié programé SV _primeros scripts_ para el 6 de febrero

Lo que sé que solo es ligeramente más rápido que abrir el fichero de texto y editarlo yo mismo. Pero además de eso, tengo la ventaja de que me añade automáticamente la fecha y en el formato que yo quiero.

El código de .log, por si te atreves a experimentar con el, solo tiene 2 líneas.

#i!/bin/bash
echo -e `date '+ %d/%m/%y %a'` "t" $1 >> .log.txt

La primera línea le dice a mi amigo BASH1, “eh, chavalín, que esto es un script, o sea un pequeño programa, ¿vale?”. La segunda toma la fecha de hoy con el formato día/mes/año nombre-del-día un tabulador y el contenido de $1 que en este caso era “programé SV _primeros scripts_ para el 6 de febrero”, y las añade en el archivo .log.txt

loh

loh es muy parecido a log, solo que te permite especificar el archivo donde quieres que se añada la línea. Por ejemplo mi diario de ejercicio se llama mn_log.txt2. El código es casi igual, y el uso casi el mismo.

#i!/bin/bash
echo -e `date '+ %d/%m/%y %a'` "t" $1 >> $2

Como ves la única diferencia es el $2 final, que indica al BASH que debe añadir el resultado al archivo que el usuario especifique. Si no especificas nada, da error.

~.loh "corrí como una cabra, salté como un mono y me divertí más que un niño" mn_log.txt

No te lo doy todo mascado, tendrás que buscar información en la web sobre como chmod hacer que sean ejecutables y el directorio /usr/bin/ donde guardarlos, porque así te guardo algo de la diversión, y aprenderás un para de secretos de tu ordenador en Mac OS o Linux.

Notas

  1. Aquí tienes una introducción [English]
  2. mn significa “método natural”, que es el que sigo.
Publicado en informática, productividad

Por qué debes aprender Vim

Hace ya semanas que escribo todos mis borradores desde la consola de comandos de mi Mac usando un programa antiguo llamado Vim. Es viejo, tiene la mala fama de ser difícil de aprender y, sin embargo, yo lo recomiendo a todo el mundo, y no solo para que edites texto o código, rápidamente.

Antes que nada, me gustaría precisar que no es tan difícil de aprender como se cuenta. Lo único es que es raro, es un programa diseñado antes de la era del ratón, y eso hace que uno se sienta un poco perdido al principio. Sin embargo, existen versiones más amigables de Vim, llamadas “gráficas” o de “GUI” que te permiten seguir usando tu viejo y querido ratón, hasta que te acostumbres a usar solo el teclado, que es más rápido. En segundo lugar, sí, Vim tiene miles de herramientas, instrucciones y comandos que puedes aprender, pero sabiéndose diez ya puedes hacer la inmensa mayoría de las cosas que haces en cualquier otro editor de texto. Y a partir de ahí, como dice el propio creador de Vim, Moolenar, te basta con aprender solo lo que necesitas.

Pero lo que me gustaría hablar aquí es de que Vim me ha servido de puerta a un mundo oculto de eficiencia informática que tenía disponible en mi propio mando, en su terminal. Resulta que, por decirlo a lo bestia, debajo de un Mac hay un ordenador Unix1 o sea que tienes de base la misma filosofía de trabajo. Y resulta que esa filosofía es muy eficiente. Gracias a ella, he programado un par de scripts super-sencillos,2 y de mis nuevos programas favoritos: mutt3 como cliente minimalista de correo electrónico (adiós, anuncios de gmail) y newsbeuter4 como lector de rss minimalista y rápido como los ángeles. Su instalación en linux es sencilla, en Mac un poquito complicada, pero basta con buscar en google “install mutt mac” o similar e ir aprendiendo. Tardarás un par de horas en aprender si no sabes nada, pero, además de los programas, habrás aprendido un montón de informática. Y una vez hayas aprendido, eso solo es el comienzo de una vida sin miedo a la informática “de verdad”.

Vim te hace eficiente

Y ahora viene lo más importante. Vim te obliga a que seas más eficiente. La mayoría de las aplicaciones modernas tratan de adaptarse a tu modo intuitivo de trabajar. Esto es, su objetivo es que un tipo que no sepa nada de informática se siente delante de la pantalla y no tenga ningún problema para usar la aplicación. Y esto que parece algo muy bonito, genera un pequeño problema: nos convierte en novatos perpetuos. Vim, por otra parte, te pone en la mentalidad de estar siempre buscando “¿cómo podría ser más eficiente?”, “¿qué puedo hacer para que esto vaya más rápido?” Y esa mentalidad una vez se te introduce en la cabeza, te persigue a todas partes y en todas las cosas que hagas. Con el tiempo vas aprendiendo en primera persona, por propia experiencia, entre pitidos de frustraciones del ordenador, que entre más tiempo dediques a ser eficiente, mejor. Resuelto eso, el trabajo se hace solo.

Esto va más allá de usar el mejor editor de texto que el mundo haya conocido. Esto te cambia por dentro. Con dolor, pero lo hace.

Notas

  1. No es exactamente así, pero digamos que comparten muchos estándares comunes
  2. De los que os hablaré el 6 de febrero de 2014
  3. Mutt en Mac [English]
  4. Artículo y vídeo
Publicado en informática

Cuidado con los consejos

Zona Peligrosa

CC -by David Kracht

Sobre todo, cuidado con los consejos de blog

Verás que en el mundo de los blog hay mucha gente que da consejos sobre como llevarlos. Yo mismo lo hecho y, de hecho, lo estoy haciendo ahora mismo. Lo divertido, si tienes la afición a navegar, es descubrir que no parecemos coincidir más que en cuatro o cinco cosas fundamentales. Entonces, ¿a quién puedes hacer caso?

A mí, por supuesto. Sigue leyendo “Cuidado con los consejos”

Publicado en informática

Mi primera página web responsiva

¿Y para qué me metí en este lío?

Aprendiendo a programar

Creo que en algún lugar de los año noventa decíamos que crear páginas web no era programar “de verdad”. Afortunadamente ya no vivo en ese país y no creo que nadie discuta que el diseño de una página web caiga dentro del reino de la informática tanto como administrar una base de datos. En cualquier caso me he puesto a aprender diseño web y tras un par de meses que me han dejado un tanto cansado ya tengo un pequeño triunfo.

Tampoco quiero asustaros, en realidad se me han juntado cosas: la publicación de mi primer libro “Productividad para mentes inquietas”, del que ya os daré la vara próximamente, (sí, de nuevo), la novela-o-lo-que-sea Imi Otherwind, el trabajo (me ha tocado ejecutar los recortes de nuestro amado gobierno), la contabilidad de la Iglesia y esta cosilla del blog.

Lo que es el aprendizaje en sí, calculo que sale a una hora al día, (excepto un día que me volví majara y acumulé siete u ocho seguidas). He estudiado algo de diseño, una mijita de creación de empresas, un poco de php, y bastante de CSS3, diseño adaptativo, responsivo y zarandajas informáticas varias.Ahora necesito proyectos para afianzar ese conocimiento. Ya os hablé de mi web de [haikus](http://haikusq.nfshost.com/), que está terminado y de mi proyecto de Gamebook CMS que vendrá a continuación. El primero era muy sencillo, el segundo va a ser complicado para un servidor, así que, en medio de esto me dediqué a hacer…

Una página web a mi parroquia.

Por cierto está alojada en [Holy Trinity Church, Anglicans in Gran Canaria](http://laspalmasanglican.com/)

Idea general

Quizás os sorprenda que esté principalmente en inglés y es que mi parroquia es una capellanía de la Iglesia de Inglaterra (la de la Abadía de Westminster) en Canarias. ¿La razón? Bueno, eones ha, un amigo nos hizo una [página web](http://www.laspalmasanglican.com/) que, en su momento, no estaba muy mal, pero que hoy en día parece como ir por la calle con un Citroën 2CV de 1957, andar anda, pero en fin… Después nuestro antiguo sacerdote, se creó un blog en tumblr, que es una opción muy buena para tener una página web con pocos conocimientos de informática. Pero un blog está pensado para dar principalmente novedades y aquí lo que interesa es dar información relativamente estática.

Estoy pensando, en primer lugar en los turistas. Una capellanía inglesa en Canarias recibe tantos visistantes nuevos en una celebración dominical como parroquianos. Los primeros lo que quieren es: saber dónde y cuándo son los oficios, cómo es nuestra comunidad y cuál es el estilo de la celebración. Los segundos lo que necesitan es acceder a las novedades. En medio están las que cariñosamente llamamos “swallows” que vienen en invierno y vuelven al hermoso Gales en verano.

¡Ah! y están los que buscan casarse al sol de Canarias, pero como en casa, con un cura anglicano e inglés. (También tenemos diácono y pronto cura que habla español, por cierto.)

Boceto o “wireframing”

mockup

Aquí tenéis el primer boceto que hice con un programa bastante caro aprovechando el periodo de prueba. (La próxima vez seguramente usaré un cuaderno). Como véis preveía una estructura bastante simple de la que está prácticamente todo implementado excepto la función de buscar, que he descartado porque hay muy poco contenido que buscar. A las páginas usuales de About, News y Contact añadí una dedicada a las bodas “weddings” y otra titulada sencillamente “Español” para los parroquianos o visitantes de habla hispana, que van creciendo en número progresivamente.

Decidí que en la misma página de inicio estuviera el horario de los servicios litúrgicos y datos de contacto de nuestro sacerdote interino (eso significa Locum Priest) porque me parece que es lo primero que uno busca. Después tendríamos una imagen y un pequeño mensaje de bienvenida.

Php

> Oye servidor web, me vas a hacer un trabajito

He empleado php para crear una estructura de contenidos modular. Esta es básicamente la misma estrategia de wordpress, aunque en mi caso de forma más sencilla.

La cabecera, con los enlaces están en un fichero llamado header.php y el pie de página en otro llamado footer. Estos se repiten en todos las páginas del sitio y permiten que cambiar los enlaces de navegación pueda hacerse en una sola página y no tener que ir página tras página.

Pie de página

Footer.php es muy sencillo, en realidad no tiene php en absoluto, solo html corriente y moliente, y para incluirlo en las páginas lo único que tengo que hacer es un include

Empezamos diciendo al servidor que le mando una instrucción en php con el código . Eso le dice: “ojo que lo que vaya dentro es php, no te me confundas y lo trates como texto”, luego el include('inc/footer.php'); le dice “mira, me buscas el archivo footer.php, que está dentro de la carpeta inc y me lo pegas aquí antes de que lo vean el cliente en su navegador”.

Encabezado

El header tiene una cierta automatización, con tres variables $pageTitle donde va el título de la página, $pageSubTitle y $section. Para incluirlo uso una línea tal que así:

El contenido del header tampoco es muy complicado

Un título en h1 donde incluyo el logotipo de la Diócesis de Gibraltar en Europa, a la que pertencemos, y junto a éste mediante echo $pageTitle; le digo al servidor “servidor, aquí me vas a poner el valor de $pageTitle”, que si recordáis era “Holy Trinity Church”. El subtítulo va con un simple párrafo.

Los enlaces de navegación van encerrados en un nav y solo te muestro uno porque los demás son exactamente iguales. Aquí tenemos una instrucción if que le dice al servidor: “Servidor, si la variable $section es igual a home le pones a ese enlace la clase on”. (Luego tengo programado en CSS que la clase de enlaces “on” tiene más de padding).

Artículos

Los artículos de la sección news son tan sencillos como el footer. Con ellos consigo que solo necesite editar el brevísimo archivo article1.php (o article2, etc) cada vez que haya una noticia nueva. Así me centro en el artículo, puedo usarlo en cualquier otra parte y no tengo que preocuparme si lo he borrado o no, etc.

En cuanto a los mapas, de la sección Find Us es exactamente igual a los artículos, en cuanto al php. Lo de programar los mapas de google tiene su historia, que os contaré otro día.

CSS

En cuanto al CSS parte de normalize.css, que sirve para dejar todos los estilos a cero, “borrando” los estilos que aplica cada navegador de serie y luego mi propios estilos de mi cosecha.

Tampoco son nada del otro mundo. Para adaptar las imágenes a la pantalla lo único que hago es un simple width:100% y luego max-width y max-height con las dimensiones reales de las imágenes. Los tipos de letra están todos medidos en “em” siendo 1 em el tamaño de una m normal de una fuente de 16px, que es el bueno para una pantalla.

Aparte de esto con la seudo-clase :hover hago que los enlaces ganen un poco de padding, con lo que se agrandan. La idea es permitir que aquellas personas con menos experiencia con un ratón o dificultades de coordinación (muchas personas mayores, como las que van a las iglesias, por ejemplo) tengan fácil hacer click