Publicado en Efectividad

Serenicode


Captura de Pantalla de Serenicode

Pues, sí, he creado otro blog. En este caso, el fin principal era aprender un poco más de diseño web. Y, en este caso, he vuelto a usar a mis amigos usuales: HTML5 y Sass. No hay, todavía, nada de Javascript, porque todavía no hay contenido que lo justifique. Tampoco he usado ningún CMS ni ningún framework. Es todo contenido estático a mano. Como veréis hago pleno uso de la pantalla y me he atrevido con el uso del color y un diseño tipográfico generoso, que creo que es el apropiado para la inmensa mayoría del contenido de un blog actual, dado que no suele superar las 500 palabras, y en alguna ocasión supera las 1,000.

Es posible que siga trabajando en él. No prometo nada, esto, solo era un proyecto para pulir mis habilidades, pero me ha acabado gustando lo suficiente para comprarle un nombre de dominio, así que, quizás continúe a ver cómo va.

Lo tengo alojado en github y su título, Serenicode, es un homenaje a una de mis series favoritas, Firefly.

Publicado en Efectividad, sabiduría

Rutina o hábito pautado

2155970334_8977d3da3d_o

Rutina: Costumbre inveterada, hábito adquirido de hacer las cosas por mera práctica y sin razonarlas.

Pauta: Instrumento o norma que sirve para gobernarse en la ejecución de algo

RAE

Iba a empezar este post diciendo que, te guste o no la rutina, la realidad es que las rutinas o te las impones tú o te las imponen otras personas y circunstancias. Pero resultó que el concepto de rutina que recoge el diccionario de la Real Academia no permite entender esa frase.

Visto así, sin embargo, tengo la ventaja de que puedo distinguir mejor los conceptos y mostrar a las claras por qué la rutina restringe la libertad. Sencillamente porque ignoramos su sentido. Donde hay caos no hay libertad. Es más, los hábitos son muy potentes y puedes pasarte tu vida de rutina en rutina, esclavo de tus propios hábitos.

De la rutina a la pauta

Lo esencial es recordar que los hábitos son parte esencial de tu conducta. No puedes vivir sin hábitos, sencillamente, –como dirían los americanos–, no funciona así. Lo que sí puedes hacer es descubrir las rutinas de las que no eres consciente, reflexionar sobre ellas y sustituirlas por pautas, por una norma que impones tú sobre tu vida.

Recuerda: O eliges un hábito o una rutina te elegirá a ti.

Foto

Publicado en Efectividad

De la culpa a la responsabilidad

Devonshire Arms Hotel

No es culpa tuya, pero podría ser tu responsabilidad.

Esta es una bifurcación en el camino que lleva a ser un profesional

Seth Godin, en “It’s not your fault”, trae esa pequeña perla sobre la que quiero reflexionar ahora. Un sentimiento de justicia nos lleva a la idea de que quien rompe algo debe ser el que no arregle. Cosa muy noble, sin duda, pero que tropieza con la realidad en un par de aspectos. Sigue leyendo “De la culpa a la responsabilidad”

Publicado en Efectividad, minimalismo

Decidir es cortar

Ese pelo hay que cortarlo
CC Mathew (Purplefish)

Etimológicamente decidir viene de cortar. Esto tiene importancia porque nos permite ilustrar el hecho de que toda decisión supone cortar algo de nuestras vidas. Esto es así seamos o no conscientes de ello. Toda decisión tiene un coste aunque sea el coste de perder otra oportunidad. El coste de trabajar en tu mejor proyecto significa dejar de hacer otras cosas, malas o buenas, pero en todo caso peores que tu mejor proyecto. El coste de trabajar en alguna cosa inferior supone abandonar, en todo o en parte, alguna cosa superior.

Aquí hay dos peligros: el primero el que viene de cuando no somos conscientes de los costes de nuestra decisión o nos equivocamos. Por eso hay que dedicar cierto tiempo a meditar y, sobre todo al principio, a tener cierta actitud de explorar. Por ejemplo, si no sabes si el Nanowrimo es para ti, inténtalo tres días. Si va mal lo dejas, no porque hayas fracasado sino porque tenías cosas más importantes que hacer.

El peligro más grave, sin embargo, es la arrogancia de creer que podemos hacerlo todo. El resultado inevitable es que avanzamos un paso al norte, un paso al sur, un paso al este y un paso al oeste, volviendo a dónde estábamos en el principio, solo que más cansados.

Caveat.

Publicado en Efectividad, sabiduría

Tom Rath

Llevaré un mes enganchado a los audiolibros, ya sabéis, esos libros que se escuchan en vez de leerse. Su ventaja fundamental es para poder leer en situaciones que no podrías leer o sería muy incómodo hacerlo, como andando o haciendo ejercicio. Eso permite aprovechar más horas de las que serían posibles con un libro normal. Sin embargo es tontería sustituir la lectura normal por los audiolibros, dado que sencillamente puedes leer mucho más rápido que lo que tardarías en escuchar la grabación.

Pues bien, he descubierto a Tom Rath a través de los audiolibros. Su mensaje fundamental es que la vida depende de elegir hacer las cosas correctas y que mantenerse sano es la forma de llegar a cumplir esos objetivos. ¿Cuáles serían esas correctas? No descubrir y emprender los propios sueños desde mi propio interior sino encontrar esos sueños en la intersección de lo que puedo y disfruto haciendo con aquello en lo que puedo ser de mayor provecho para los demás.

En cuanto al segundo pilar, la salud, se resume en come (bien), muévete y duerme. Hasta aquí no parece nada especial. Lo que me descubrió Tom Rath es que para mejorar la salud hay que mejorar estas tres áreas a la vez. ¿Funciona? Oh, sí que funciona, espectacularmente además, sin reservas, nada me ha ido tan bien hasta ahora.

La cosa es que se genera un círculo virtuoso: duermes bien, tienes energía para moverte y comes mejor. Comes mejor y puedes dormir mejor y tienes más energía. Haces deporte y duermes mejor y, no me preguntes por qué, también te dan menos ganas de zampar bollos.