Calma

¿Da miedo la calma? La calma es vacío. La calma es nada, el no-producir, el no-pensar, el no-imaginar. Quizás se parezca a la muerte.

Es curioso, acabo de publicar una novela y ya estoy pensando nuevos proyectos. Mejor dicho, estoy rabiando por no crear. Debería estar descansado, tendría derecho a unas vacaciones de escritor o, por lo menos, debería estar concentrándome en la promoción de la novela.

Pero quiero crear de nuevo, quiero crear otra vez, sin interrupción, sin calma.

Y es está falta de calma, la que me impide crear.

Cierro los ojos. Respiro.

Miguel de Luis Espinosa