Calima, poema

solo son vanos vientos

los que desvanecen las suaves islas

bajo el leve ocre

furiosamente rudo

que amortaja colores y brillos

Comentario

Este fin de semana tuvimos un episodio de calima. Que, por no usar una definición, puedo describir como un fuerte viento cálido cargado de arena, de la más fina, de un polvo desértico que llena el cielo de tonos naranja, y cubre todo en una capa que difumina los colores de todo lo que se posa. Y se posa en todo.

Miguel de Luis Espinosa