Acelerando GTD

CC -by Kuzeitac

## GTD: ¿una o varias herramientas?

De ninguna manera el sistema GTD presupone que debas tener una sóla herramienta (digital o analógica) para llevar el control de toda tu #productividad. Si quisieras, podrías llevar tu calendario en Google Calendar, tu lista de tareas en un cinco cuadernos, uno por cada #contexto y una lista de proyectos en un #kanban. A mí se me antoja complicado, pero es una opción.

Una sola herramienta para poder llevar GTD es el sueño de todo GTDista; pero no es posible. Siempre tendremos #cosas que nos llegan por nuestra bandeja de entrada analógica, ya sea una nota en un post-it; o incluso una orden verbal o un anuncio que vemos en el metro. Con todo, parece más razonable no multiplicar las herramientas GTD sin causa para ello.

## Pero una buena causa podría ser la velocidad.

Si tu herramienta no puede manejar todos tus proyectos quizás podría intentarse aplicar más de una herramienta. Por ejemplo, digamos que tienes 125 proyectos y que tu herramienta GTD puede manejar bien 99; algo habrá que hacer con los 26 proyectos restantes.

## Casa y trabajo

Una idea sería -no me matéis- usar una herramienta para los proyectos “de casa”, de los “de trabajo”. Esto puede tener sus ventajas, si por alguna razón, quiero compartir mi agenda, y no deseo compartir con un cliente cosas personales. Esto no es GTD heterodoxo pues no se trata de dejar de controlar los asuntos particulares, sino de dejarlos en una herramienta apartada.

## Furgoneta y deportivo

Además esto permite usar la herramienta más adecuada para cada ámbito. Si nuestra vida de casa es sencilla, una agenda de las de toda la vida nos puede valer; o incluso un sistema más sencillo pero incompleto, como autofocus.

## La alternativa minimalista

La alternativa minimalista mejor sería tener, de verdad, menos proyectos. Esto en el trabajo puede representar conseguir los mismos objetivos con menos proyectos, para hacer exclusivamente aquellas actividades que tienen valor añadido y nada, pero nada de #muda… lo que en muchos casos será una utopía de las gordas. Puede que sencillamente no nos dejen.

Miguel de Luis Espinosa