1 de diciembre, diario de Guille

Querida persona desconocida, está llegando el invierno, de eso no cabe duda. Cada vez hay que esperar más a la madrugada, pero, claro como le tocaba a Heather hacer la guardia, Dios fue bueno con ella. Sí, el sol fue capaz de rasgar las nubes para ella iluminando el mundo, el mar se mantuvo tranquilo y la lluvia apenas ha aparecido en todo el día. Además, aunque eso fue después, hemos tenido una gran noticia: va a venir un bebé.

¡Un bebé!

Es la señora Fower, de la que me parece que nunca te he dicho su nombre, querida persona desconocida. ¡Qué fallo! ¿Por qué? Normalmente me fijo más en los niños, como es normal, pero esto ya es uno de mis errores más avergonzantes. Bueno, pues se llama Fionnghal pero en la práctica se llama Fiona porque es más fácil (aunque menos escocés). En fin, que yo pregunté cómo había podido pasar y todos se rieron. Y, no, te lo digo a ti también, —y ya van mil veces que lo he dicho este día— sé de dónde vienen los niños (de hacer cosas sexuales), pero no era eso lo que preguntaba, no me preguntaba nada en realidad, solo manifestaba mi asombro, pero no me entendieron.

Heather se ha pasado todo el tiempo que ha podido alrededor de la señora Fower, como si fuera una mosquita junto a una vela, “bzzz, bzzz”. Muy inquieta y muy feliz. Creo que estamos muy felices todo porque un bebé nuevo significa vida, vida después de las muertes. Es muy profundo en este mundo post-apocalíptico, pero sin zombis, pero con orcos.

Pasaron otras cosas pero no son importantes y

Navidad

Otro fallo, no me había dado cuenta pero hemos entrado en el mes de la Navidad. Así que desde hoy voy a ponerme a rezar otra vez todos los días que es la mejor tradición de la Navidad y la más fácil de cumplir, mucho más fácil que hacer regalos o comer comidas exquisitas —que son milagros de Sargento Mamá si es que este año sigue teniendo la magia, lo que no me explicaría porque sería maravillosa—. Para rezar solo hay que hablar con el corazón y nada más.

Ah, y tener esperanza, eso es lo difícil, lo único difícil, querida persona desconocida.

Espero que acabemos siendo amigos. Voy ahora a rezar, querida persona desconocida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .