28 de octubre

Querida persona desconocida, hoy no hemos salido de casa por la tormenta tan terrible que se abate sobre nosotros. Uuuh, vamos a morir… no, no creo. Lo que sí pasa es que nos hemos puesto nerviosonfadados (que es cuando estás enfadado de los nervios que tienes y viceversa también) por estar todos juntos en una casa tanto tiempo mientras la lluvia golpea las contraventanas. Daban ganas de salir hasta que un ganso loco se estrelló contra el tejado. Supongo que es un ganso por el ruido, demasiado para un snipe y seguro que una gaviota no fue, son demasiado listas y astutas.

Le digo a Sargento Mamá que nos mudemos al faro. Me responde que está todo roto por dentro, pero… espera lo voy a escribir como fue (o como me acuerdo)

Pues Sargento Mamá — No está pensado para vivir, las habitaciones son muy pequeñas y ya no hay muebles. Déjalo.

Yo — Pero los podemos traer, cuando no llueva. (Sargento Mamá sonrió en plan irónica, pero yo pensé rápido). O les ponemos una lona por encima. No necesitamos mucho y estaremos mejor. Será como un pueblo normal, otra vez.

— ¿Y si vienen los orcos?

—Mejor porque no estamos todos en el mismo sitio y podemos avisar a los demás si los vemos desde la torre.

Y entonces Sargento Mamá se puso a hablar con Heather en inglés sobre qué pensaba hacer cuando fuera mayor. Y es que solo quería cambiar de tema, pero no protesté porque:

  1. no sirve para nada
  2. es buena señal, significa que lo pensará

¡Deséame suerte!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .