No hay nada de malo en ser un hobbit de la comarca

El mejor plan para tu vida no tiene por qué ser un plan grandioso, de esos de los que hacen películas, puede ser muy bien amar a los que tienes al lado. Si eso te hace feliz, abrázalo. Lo digo porque muchas veces nos vemos arrastrados a la “vida Pinterest”, donde todo es perfecto o empujados por un mundo que estima que los únicos sueños que merecen la pena son los del tipo “campeón del mundo” o del “ser el verdadero minimalista vegano de la recta doctrina que vive en un armario y se alimenta de flores”.

Cuando en realidad, puede que lo que te haga feliz sea aceptar una vida sencilla, sin alharacas, ni pretensiones, ni etiquetas, ni ganas de ser el mejor. No digo que todo el mundo tenga que aceptar una vida pequeña, en una casa pequeña, que use como diversión lo que se haga en el pueblo y que prefiera la hierbecilla local al té selecto de Muylejón, pero si eso te hace feliz, a lo mejor lo que te hace triste es perder el tiempo soñando en otras cosas que, en el fondo de tu corazón, ni necesitas ni quieres.

Los hobbits que se quedaron en la Comarca quedaron muy felices mientras sus compañeros iban de aventuras. No vivieron las aventuras de Frodo, ni de Sam Sagaz, ni de Bilbo Bolsón, porque eran felices cuidando sus campos y disfrutando de sus cosechas. Sobre todo disfrutando de sus cosechas.

6 comentarios sobre “No hay nada de malo en ser un hobbit de la comarca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .