Publicado en ética, sabiduría

Tu propia app de twitter

Bueno, más o menos.

Os cuento. No estaba satisfecho con la página de twitter. Tiene demasiadas distracciones, así que decidí hacerle unos poquitos cambios para verlo en mi navegador exactamente como quería.

Lo primero fui a las aplicaciones del Google Chrome y me instalé StyleBot

Después, en la página de twitter y con ayuda del inspector de Chrome identifiqué las partes de twitter que quería cambiar. Entonces hice click en el icono de StyleBot (CSS) y otro click en el botón de Edit CSS.


.dashboard, .avatar, .stream-item-folder, #content-main-heading, .expand-stream {
    display: none;
}

/* display: none; hace desaparecer cosas de la pantalla */

#timeline {
    width: 800px;
}

.tweet {
    padding: 3%;
    border-bottom: 0;
    line-height: 1.3;
    font-family: Studio;
    font-size: 1.5em;
}

body {
    font-family: Studio; /* O tu fuente favorita */
}

.stream-item-header {
    margin-bottom: 2%;
}

.expand-action-wrapper, .tweet-actions {
    display: none;
}

Con esto me he creado mi propia app de twitter, por así decirlo; simplemente quitando lo que no necesito. Me queda algo así (sin trending topics, gente que se supone debería conocer y pierde-tiempos varios).

Twitter, con aspecto modificado
Así es como queda. Por supuesto también he modificado mi perfil

¡Ah! Por cierto, uso los atajos de teclado en twitter. Para descubrirlos basta que pulses ? en la misma página de twitter.

Publicado en sabiduría, simplicidad

Click responsable

¿Crees que Internet se está volviendo borde? Puede ser que sea así. Es lo que yo mismo siento.

Creo que me equivoco cuando sigo uno de esos enlaces de “buscar bronca”, o de fotos de gatitos o de tonterías varias. No solo por mi. El hecho es que cuando visito un enlace fomento su contenido.

Navegar por Internet es una actividad pública. Al menos, en un sentido: mis enlaces, mis menciones pero incluso mi simple visita ya fomenta el contenido de ese enlace.

¿No debería usar mi tiempo en aquello que quiero fomentar? ¿No debería dejar de alimentar a los trolls?

Publicado en literatura, productividad

Plantilla LaTeX para libros de 6×9 pulgadas

Perdón, ya sé que últimamente doy mucho la tabarra con mi novela . Tanto que muchas veces no me da tiempo para nada más. Pero permitidme que me disculpe con un regalo.

Mi plantilla para novelas en LaTeX para presentar a CreateSpace.

O a donde quieres con tal que el formato sea 6×9 y pretendas enviar una novela u otro libro con una presentación simple. Esta plantilla LaTeX tiene la estructura que sueles ver en las novelas normales: una página interior de título, y un texto dividido en capítulos (y opcionalmente en Partes y Secciones). Carece de índice y encabezados en el texto. Aquí podéis ver como queda el ejemplo .

Para usarlo tenéis que instalar LaTeX en vuestro sistema (gratuito, libre, sin problemas) y empezar a trabajar. Si tenéis dudas la web está absolutamente llena de información. ¡Suerte!

La plantilla LaTeX

% Esto es un comentario
documentclass[paper=6in:9in,pagesize=pdftex,
               headinclude=on,footinclude=on,12pt]{scrbook} 
% Declaro que quiero un documento de 6 por 9 pulgadas, y que el tamaño normal de la fuente sea 12, un poco grande, pero ya me conocéis.
areaset[0.50in]{4.5in}{8in} 
% Esto lo uso para ajustar el texto a los márgenes de create space
addtokomafont{disposition}{rmfamily} 
% Para que los títulos sean en fuente serif
usepackage[utf8]{inputenc} 
%Permite usar acentos, ñ y demás normalmente
usepackage[T1]{fontenc} 
%Fuente serif
usepackage[spanish]{babel} 
% Para que LaTeX sepa que el texto es en Español y use las convenciones españolas
usepackage{titling} 
%Permite manipular el título
usepackage{Alegreya} 
renewcommand*oldstylenums[1]{{AlegreyaOsF #1}}  
%Este comando y el anterior permiten usar la fuente Alegreya. Si quieres usar otra fuente busca en la web http://www.tug.dk/FontCatalogue/
usepackage{blindtext} 
% Esto genera automáticamente un texto aleatorio, uno de esos lorem ipsum dolor sit amet

begin{document}
% begin{document} indica cuando empieza el documento, encima solo hay comandos de formato y los paquetes que vas a usar, lo que se llama el preámbulo de LaTeX

frontmatter
% frontmatter se usa para las páginas de título, copyright, presentación y todo eso que va antes del texto

title{El Mensajero del Agua}
author{Miguel Fernando de Luis y Espinosa.}

% Defino el título y el autor

maketitle

% Genera el título

mainmatter

% A partir de aquí viene el texto principal

chapter*{Mi capítulo, sin numerar}
noindent blindtext
% Esto genera un lorem ipsum. El noindent es porque a mí no me gusta que el primer párrafo quede "indentado" (con sangría)

Hace falta dejar una línea en blanco entre párrafo y párrafo, para que LaTeX sepa que es un nuevo párrafo.

chapter{Mi capítulo, numerado}
% fíjate que va sin *  || Curiosidad: Si no pones nada entre las llaves {} sale solo el número del capítulo
Blindtext 
% Esto genera un lorem ipsum más grande. Fíjate qué pasa si no pongo el noindent
part*{También puedes crear partes}
chapter*{Nuevo capítulo de la otra parte}
noindent blindtext 

Blindtext
section*{Y secciones, pero la mayoría de las novelas no las llevan}
noindent blindtext 

blindtext
end{document} 
% el end{document} es obligatorio indica que ahí acaba el documento.
Publicado en productividad, sabiduría

Calma

¿Da miedo la calma? La calma es vacío. La calma es nada, el no-producir, el no-pensar, el no-imaginar. Quizás se parezca a la muerte.

Es curioso, acabo de publicar una novela y ya estoy pensando nuevos proyectos. Mejor dicho, estoy rabiando por no crear. Debería estar descansado, tendría derecho a unas vacaciones de escritor o, por lo menos, debería estar concentrándome en la promoción de la novela.

Pero quiero crear de nuevo, quiero crear otra vez, sin interrupción, sin calma.

Y es está falta de calma, la que me impide crear.

Cierro los ojos. Respiro.

Publicado en literatura, sabiduría

10000 Demonios, mi novela de literatura juvenil

Portada de la novela 10000 Demonios, salen tres aprendices de paladines preparados para luchar

¿De qué va?

¿Es como Harry Potter pero con paladines? Algo así. También hay ángeles, (alguno), un montón de demonios y, bueno, en realidad no es como Harry Potter.

Se parece en que es una novela de literatura juvenil, en que sus protagonistas son jóvenes que se están formando para la aventura y en que hay un mal declarado pero aún oculto. Y aquí acaban las comparaciones. Así que no, no es otra versión del mago de Rowlings.

El mundo

Es una historia que se inspira en la España medieval (un poquito) y el cristianismo. Tiene sus influencias en Úrsula K. Le Guin, C.S. Lewis y en J.K. Rowlings. Más que nada porque era lo que estaba leyendo en la época que compuse el primer borrador. Todo ello da lugar a un mundo de fantasía original pero cercano.

El Reino de Alcazaria, donde transcurre la acción, es imaginario pero no resultaría demasiado extraño a ningún campesino medieval. Hay, sí, criaturas imaginarias, como los feroces tergos, depredadores que cazan al acecho, valiéndose de su fuerza, y los monstruos del río Dajo, tan extraños que ni si quiera tienen nombre.

Y es que este es un mundo dominado por la naturaleza. Vacío, a causa de terribles guerras. Hay grandes extensiones de páramos, bosques y marismas. Incluso hay extensas zonas a las orillas de los ríos completamente deshabitadas. Es un reino recio, con una aristocracia austera y armada, que actúan como pequeños señores de la guerra. El rey está lejos, y su ley es más un ideal que un poder.

En la desembocadura del Dajo se concentra la civilización: Yteria. Una ciudad cuyas murallas no han visto batalla alguna en decenios, donde bullen los mercados, los talleres y empieza a gestarse una nueva cultura de los desastres de la guerra civil.

Pero vienen los demonios…

Los protagonistas

Eleison, Aloisia y Meno convergen en amistad de orígenes muy diferentes. “Elei” es un esclavo fugado y extranjero. Aloisia es la hija de un funcionario de Yteria y a Meno, literalmente, se lo encuentran en una emboscada. Todos son muy jóvenes, adolescentes o niños, según gustos. Quizás sean algo más maduro de lo que denote su edad y, desde luego, mucho más sabios. Pero es que son paladines, héroes… (o, bueno, eso intentan).

Ninguno lo tiene fácil, ni emocionalmente ni físicamente. Tienen que lidiar con el fracaso y la traición, sus propios miedos y, bueno, 10000 demonios (demonio arriba, demonio abajo

Contraportada de 10000 demonios

Los demonios

Aquí los malos son verdaderamente malos. De todos mis personajes los demonios son los más simples. Son avatares del mal, están en el mundo para someterlo, matar, torturar, conquistar y en general crear dolor. Los hay de diversas clases. Muchos no son mucho mayores ni más fuertes que nuestros protagonistas, pero estos son solo los más fáciles.

Son seres de otro mundo; ni siquiera muere. Se les puede vencer, incluso destruir, pero nunca han estado realmente vivos. Por eso odian la vida, a Dios y todas sus criaturas. Están aquí para servir a satanás (sí, con minúscula por mostrar mi falta de respeto, ¿pasa algo?).

¿Queda claro? Esta es una historia en la que puede existir dudas en cuanto a los buenos, y también, a veces en quién es “malo” o “bueno”, pero los demonios te sacan de cualquier duda… mientras te están sacando tus ojos… simpatiquillos, que son.

El primer capítulo

Aquí tenéis el primer capítulo en pdf . Creo que me ha quedado bastante bien, sobre todo en lo que a la tipografía se refiere. Está diseñado en LaTeX, usando la fuente tipográfica Alegreya, de Juan Pablo del Peral, un excelente tipógrafo argentino que, además, muy majete, la ha liberado para su uso. Tiene un regusto a “novela de fantasía” y, al mismo tiempo, es perfectamente legible.

La edición es minimalista, legible y muy fácil de leer. Todo está diseñado para que sea una experiencia inmersiva de lectura. Y, por supuesto, queda mejor en el libro de papel, un glorioso tamaño de 6 por 9 pulgadas, que sin resultar incómodo de sostener permite llevar mi novela en un tamaño de fuente 12 y con interletraje adecuado.

En otras palabras, si os cansa leerla será por cualquier otra cosa menos la tipografía.

El diseño de portada y contra-portada

Ya habéis visto la portada, así que poco hay que decir. Salvo que se la encargué a mi amiga Joyce Ann Martin , con la quien ya he tenido ocasión de trabajar en otros proyectos sin ningún problema. Eso sí, Joyce prefiere hablar inglés. También podéis visitar su blog .

Contraportada de 10000 demonios

¿Una novela con mensaje?

No me gusta el término obra con mensaje, porque suele asociarse a determinados mensajes políticos. Sin embargo no es una obra de mero entretenimiento, ni para escapar del mundo real. Tiene muchas cosas mías, mi manera de ser y de sentir, de forma más o menos explícita. No he construído una moraleja, ni me he puesto a hablar a través de mis personajes o de la historia. Sin embargo, no puedo dejar de reconocer que mucho de lo que hablo en Sabia Vida y en otras partes también está aquí.

Se habla del bien y del mal, porque todavía hay que hacerlo, también de Dios y de la Libertad, así con mayúsculas, y de las opciones que esta supone. De qué es vivir y cómo vale la pena vivir. Y sí, en una obra de literatura juvenil, lo cual no debiera de resultar raro, porque este es un género que también tiene sus tesoros.

A comprar

10000 Demonios se encuentra, de momento, en Amazon y su subsidiaria en España y México. Donde aparece mejor es en la página americana, donde puedes ya hojear el interior del libro. En Amazon de España está ya la versión en papel y en ebook, mientras que en la tienda de México, de momento, solo está en ebook.

El por qué, no estoy seguro. Supongo, que las “cosas” llegan primero a amazon.com y luego se van extendiendo a las otras tiendas.