Publicado en ética, sabiduría

La Compasión es la Vocación

La compasión es la vocación común de la humanidad. Cuidado que no me refiero a que una artista tenga al arte como vocación principal y a la compasión como accesoria. Tampoco tiene el médico la medicina como vocación principal y la compasión como un añadido necesario. No, ellas, ellos, tú, yo y el niño que corretea en el parque tiene a la compasión como vocación principal; todo lo demás ha de servir a la compasión.

La belleza de todo está en la compasión. La mirada compasiva descubre belleza en todas las personas, en todas las cosas y en todas las situaciones. No es una mirada bobalicona que ve el mal y lo ignora como el juez corrupto, ni que acepta lo que hay sin esperanza de cambiarlo. Al contrario, precisamente porque la compasión es capaz de descubrir belleza donde la mirada del miedo solo es capaz de quedarse con lo que asusta. La compasión es esperanza.

La compasión en la mirada

Te propongo un ejercicio en mirar con compasión. Deseo que lo intentes porque te ayudará a ver el mundo como en realidad es, sin quedarte en lo malo, y ganar la capacidad de mirar más allá. Se trata de cerrar los ojos, contar hasta diez y mirar la foto que aparece a continuación con intensión compasiva. Nada más. Deseo suscitar una experiencia que me ocurrió la primera vez que tuve una experiencia intensa de compasión. Déjate intentarlo.

Sé libre. La foto tiene más de cien años. Sus protagonistas, el fotógrafo, quien pasaba por ahí y no hizo nada ya han muerto. No tienes la culpa de nada, no hay nada a lo que tener miedo, no hay nada que hacer. Sé compasión.

  1. Cierra los ojos
  2. Respira
  3. Sonríe
  4. Cuenta hasta diez
  5. Vuelve a sonreír
  6. Sé compasión. O si eso te parece demasiado abstracto piensa, simplemente, que vas a mirar con compasión.
  7. Mira
La compasión en la mirada
CC -by Kelly Short

¿Qué has sentido? Si has llegado a mirar con compasión me gustaría mucho que recordaras este estado, porque así podrás volver a él. Cuando la vida parezca horrible recuerda que la puedes mirar con compasión. Eso solo depende de ti, y una vez la mires con compasión podrás cambiar lo que pueda cambiarse. De hecho ya habrás cambiado algo, habrás cambiado tu mirada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.