Publicado en Reglas

Juego del escritor

1 Introducción

Encontré mi primer libro-juego, los de “Elige tu propia aventura”, en 1983, supongo; aprendí a jugar a rol en 1990, con la primera edición en español de RuneQuest. Los juegos de rol me acompañaron durante toda la década de los noventa, pero desde el dos mil tanto yo como mis amigos nos hicimos mayores. Si yo tenía tiempo, ellos no; si ellos tenían tiempo yo no. Aún así me las he ido arreglando para jugar alguna que otra partida suelta pero para ser sincero cuando digo que juego a rol hablo más de un recuerdo y de un deseo que de una realidad.

Al mismo tiempo me he consagrado cada vez más a la escritura. Casi no existe un día en que no escriba algo. Llevo cuatro blogs -con diversa frecuencia- y siempre tengo alguna novela en el tintero, incluidas un par de ellas terminadas.

No me entendáis mal, escribir es maravilloso, pero le echo en falta eso algo mágico de los dados y de la posibilidad de ver en directo la reacción de los otros jugadores que son tanto tu público como tus editores y tus co-creadores. Sin embargo sigo sin tener posibilidad de jugar con regularidad al rol. ¿Se puede hacer algo?

1.1 Inspiraciones

Un día me llegó la inspiración de juntar ambos mundos, la literatura y el juego, pero sin que ninguno de ellas perdiera su esencia, su propia felicidad. Recordé las tardes que había pasado jugando a Mythic Role-playing-un sistema de juego que permite jugar en solitario merced a una serie de tablas que funcionan inspirando tu subconsciente. Me acordé también de una serie de partidas que jugué por correo: éstas son la base principal del Juego del Escritor. Por último puse también en consideración todo lo aprendido jugando en foros y por qué casi siempre no funcionaban muy bien.

Con todo esta experiencia detrás me he lanzado a crear algo nuevo. No es un juego de rol tradicional; tampoco se asemeja a la nueva hornada de juegos de rol independientes patrocinada por The forge; no es un sistema para jugar por correo otros juegos de rol, ni intenta sustituir al Máster, ni siquiera es estrictamente hablando un juego en solitario -aunque puede jugarse de esa manera.

1.2 ¿Qué es?

El proceso de juego es el siguiente. Tenemos dos jugadores: una escritora (por claridad voy siempre a referirme a Escritora en femenino y a Editor en masculino. Sin embargo, no debería ser necesario decir que ambos roles pueden desempeñarse por personas de cualquier género) y un editor. La escritora escribe el borrador de una escena; un mini-capítulo si lo quieres ver así de entre cien y quinientas palabras.

El editor corrige entonces el borrador. Primero que nada determina si los sucesos ocurrieron tal y como describe el borrador. Digamos, por ejemplo, que el escritor ha escrito: “Los piratas persiguieron a Juan, pero éste les dejó atrás”. El editor tiene ahora que valorar la probabilidad de ese evento. Para ello comprueba que el personaje Juan Piegato es “veloz” mientras que de los piratas nada se dice en sus notas sobre su velocidad. Analiza también el contexto de la escena que no indica nada que pueda perjudicar o favorecer la huída. Por último tiene en cuenta el género: es una historia de aventuras. Con toda esto determina que el evento es “probable”; eso significa que si saca un 4 o menos en el dado el suceso habrá ocurrido tal y como lo describe el escritor. De sacar un 5 habrá alguna pequeña variación (consigue escapar pero quizás con alguna herida o perdiendo alguna cosa); con un 6 no habrá conseguido escapar.

Una vez el borrador está corregido, el editor se lo devuelve a la escritora acompañado de dos o más salidas, escenas alternativas: “Juan Piegato vuelve a su barco” o “Juan Piegato busca el tesoro”, que la escritora desarrollará y así sucesivamente hasta que la historia llegue a su fin.

Esta es la esencia de “El Juego del Escritor” y todo lo demás, como diría Hillel, es comentario.

3 El reglamento

Bueno hasta aquí la introducción. El reglamento completo son unas quince páginas con letra hermosa y el índice incluído. No es mucho, pero quizás demasiado para la entrada de un blog, por lo que he preferido ofrecerlas un pdf para que puedas imprimirlo o leerlo en un tablet o en cualquier otro dispositivo.

Así que sin más dilación, aquí esta la descarga:

El Juego del Escritor