Publicado en Ayuda de Juego

Fauna del post-apocalipsis

Aún muerto me temerás

Tras el extermino de la humanidad, salvo unos pocos supervivientes el mundo ha quedado vacío. Y como reza el dicha, la naturaleza aborrece el vacío, lo interesante sería ver con qué lo rellenará. En principio, lo más probable es que lo rellene con lo que quede. Si quieres ser realista, tendrás que convenir conmigo que la evolución lleva mucho tiempo y que la selección natural sigue una ley inexorable: el mejor adaptado al medio se reproduce, el que no se extingue.

El medio dependerá de las catástrofes que hayan asolado a la humanidad. Si se trata de una epidemia global el medio no sufriría grandes cambios. De hecho muchas especies se sentirían felices de vernos desaparecer. Los supervivientes tropezarían con manadas de ganado salvaje, al principio en escaso número, porque les costaría volver al medio natural, pero poco a poco irían recobrando sus nichos. Ovejas, cabras, y desde luego cerdos, abandonarían las granjas y se irían adaptando –aún sin evolucionar– a lo que les saliera por delante. Como también hemos exterminado a la mayoría de los depredadores tampoco tendrían que preocuparse demasiado. Quizás los gatos se convertirían en un problema para las crías, pero los perros, a corto plazo serían lo peor que tendrían que temer. De todas formas, tendrían tiempo. ¿En cuánto a las vacas y los toros, qué podría cazarlos?

Los animales salvajes también saldrían beneficiados de una situación así, poco a poco recobrarían sus territorios ancestrales, expandiéndose y aumentando sus poblaciones hasta que se toparan con la fauna doméstica asilvestrada. En cuanto a lo que pase en ese encuentro, me es difícil preverlo con seguridad. Supongo que dependerá de cuándo ocurra. Si sucede pronto los animales salvajes tendrán las de ganar, aunque sea solo porque serán los que sepan lo que están haciendo. Si sucede tarde seguramente se llegue a un cierto equilibrio, porque para entonces nuestros animales domésticos habrán cambiado.

Puede que no sufran mutaciones genéticas, pero sí de comportamiento y hasta de aspecto como ya se ha visto en el caso de los cerdos asilvestrados. Esa fauna puede que no fuera un peligro para el hombre como especie pero sí para los supervivientes aislados que se tropiecen con ellos; una manda de perros salvajes, aunque sean de tamaño mediano, podrían destrozarte si te pillan solo y sin armas de fuego.

Un poquito de imaginación

La cosa puede volverse interesante echándole un poquito de imaginación. Y la palabra clave es poquito. En grandes cantidades el riesgo que corremos es transformar un mundo post-apocalíptico en un mundo de fantasía. Que oye, si eso es lo que quieres, adelante. Pero lo que yo busco en Supervivientes: Después de la Ruina, es un mundo que dé un poco de miedo, pero que sea básicamente reconocible. Para ello voy a trabajar en tres líneas: tamaño, sentidos e insectos. Un momento y me explico.

Gigantismo y Enanismo

Una de las adaptaciones que pueden producirse de forma más sencilla es la del tamaño. Basta que la comida sea limitada y solo sobreviven los ejemplares más pequeños. Un par de generaciones y ya tenemos a los individuos seleccionados. Por otro lado si los animales herbívoros son demasiado grandes para los depredadores de un ecosistema puede pasar que algunos de los depredadores más grandes sean capaces de acabar con las crías; con el tiempo, si van creciendo, podemos tener gigantes, no en plan película de los cincuenta, pero, ¿qué tal un escorpión de metro y medio?

Sentidos

Los sentidos de los animales ya nos sorprenden, pero no son sino adaptaciones al medio y a los peligros y oportunidades que este presenta. Si cambian estos, con el tiempo también se adaptarían los sentidos. En un entorno oscuro se perdería la vista, pero se aguzaría el oído y el olfato, quizás incluso con cambios morfológicos, como orejas muy desarrolladas.

Insectos

Si hay algo que evolucione rápido son los insectos, artrópodos y demás familia. Además son bichitos interesantes como horda (¿que tal una horda de hormigas carnívoras?) o como animales gigantes. Cambia además su comportamiento y tienes un monstruo. Quizás animales como el ciervo o el hombre no vayan a ser tan estúpidos como caer en la red de una araña gigante; y por eso la araña gigante se tenga que convertir en cazadora, usando su red quizás para cerrar las vías de huida de una emboscada.

Preparando la lista de monstruos

Pues con estas líneas voy a preparar la lista de monstruos para Sobrevivimos, espero que el resultado no sea quizás terriblemente original, pero si interesante para el jugador.

Ah, se admiten sugerencias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.