Publicado en estudiantes

Estudiante: por qué quieres un libro electrónico

Cuando yo estudiaba en la edad en que se supone que uno estudia no existían los libros electrónicos. Sí los usé, sin embargo, cuando preparaba oposiciones que es como un curso y un concurso al mismo tiempo. Es lo más parecido a una competición de estudiar: los que sacan mejores notas tienen trabajo en la administración que, aunque no es tan bonito como te lo pintan los anuncios de las academias va muy bien en estos tiempos.

Lo que quiero decir es que sé lo que me ayudó a estar entre los mejores. Una de esas cosas fue un libro electrónico. En mi caso particular un kindle, un dispositivo de tinta electrónica con capacidad para leer archivos de tipo texto y pdf. Ojo, que los dispositivos de tinta electrónica son mejores que las tabletas (aunque también las puedes usar) porque cansan mucho menos la vista. La experiencia visual es tan cómoda como en un libro de papel, de verdad.

## ¿Qué hacía con el libro-electrónico?

Organizar la inmensa mayoría de mis apuntes:

* Leyes descargadas del mismo Boletín Oficial del Estado
* Apuntes que me hacía a ordenador
* Documentos de descargaba de Internet
* Lecciones que tenía en versión electrónica

Gracias a eso en un dispositivo que no pesaba cien gramos tenía la inmensa mayoría de lo que necesitaba estudiar o repasar. No digo que con ello prescindiera completamente del papel, pero la verdad es que podía ir a cualquier parte con mis apuntes, con todos ellos.

## ¿Y si no tienes libro-electrónico?

Si tienes una tablet, un netbook o incluso un smart-phone, aunque sea malo, estás de suerte: todos los archivos que se pueden ver en un libro electrónico los puedes ver allí también Solo es cuestión de buscar.

De hecho yo también tenía mis apuntes en mi smartphone –de hace 4 años– además de en mi libro electrónico. Es menos cómodo a la vista que un libro electrónico, pero van bien para un repaso rápido o consultar una duda en clase (bueno si tienes la suerte de que te dejen; en mi academia de oposiciones sí, supongo que era porque éramos todos adultos y confiaban más en nosotros -si no puedes, es una pena, de verdad).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.