Publicado en sabiduría

Tragedias y problemas

Un conocido mío tenía un amigo que era capitán de barco con dos curiosas definiciones.

> Una tragedia es que se muera un niño. Un problema es una tormenta en el Atlántico Norte. ¿Lo demás? Lo resuelvo trabajando.

Podríamos recordarlo en estos tiempos en que todo es una catástrofe.

Publicado en productividad

No hay método de productividad infalible

Todo método de productividad depende de que tú lo ejecutes. Puedes tener la super-mega-chula aplicación de GTD certficada por el mísmisimo David Allen, que como te olvides de anotar algo no lo podrás controlar con ningún sistema.

¿Entonces para qué _complicarse_ la vida con esto de la productividad?

Pues porque una cosa es acordarte luego de hacer una cosa que no habías anotado, y otra cosa es acordarte de cien.

Publicado en sabiduría, simplicidad

Minimalismo y meta-minimalismo

¿Perdone _monsieur_? ¿Meta-minimalismo?

Una de las conversaciones, verdaderas conversaciones, en la comunidad mnmlism de g+ surge en torno a un comentario sobre cómo todos los blogs minimalistas se parecen y repiten hasta el aburrimiento los mismos temas y las mismas conclusiones:

* meditación
* desconectarse de facebook
* reducir posesiones
* pseudo-sicología (!?)

No voy a responder aquí al comentario porque ya lo hice en su momento. En vez de eso dejadme compartir una reflexión que me surgió en torno a la conversación que se desencadenó.

## Creo que el meta-minimalismo está agotado.

Dejadme definir el meta-minimalismo como la reflexión en torno al minimalismo vital. Lo mismo que la meta-física sería algo así como la reflexión sobre las esencias de la naturaleza, el meta-minimalismo sería descubrir cuál es la esencia del minimalismo.

Creo que se están acabando los sitios para repetir lo que otros minimalistas han dicho antes. Ahora, quien quiera aportar algo sobre la esencia del minimalismo debe pararse a pensar, y mucho. Las intuiciones básicas, las experiencias cortas y los experimentos tuvieron su hora, pero ya no más.

Entendedme que no digo que el minimalismo esté muerto; ni tampoco que no quede nada sobre qué reflexionar, sino que es hora de dejarse de superficialidades, de que se ha acabado el combustible al coche y hay que volver a echarle gasolina. Quizás haya que dejar de llenar Internet de páginas en blanco con posts como este:

## Post minimalist nº3456.8

Blah, blah, perdemos mucho el tiempo en blah, blah, blah

Todo el mundo hace blah, blah, blah

Pero todo el mundo no es feliz blah, blah; blah, blah

Haz esto: [Insertar cosa extravagante pero minimalista]

Lo ha hecho esté [gurú](http:):)enlace-al-guru-minimalista-que-se-esta-haciendo-famoso.USA)

A mí me ha ido bien

O si no lo haces, bueno no tienes por qué hacerlo

Pero no serás _guay_

Oye, pero no te sientas obligado

Y quizás sea momento de hacer cosas de verdad.

No sé, no te sientas obligado =)

## La hora del minimalismo aplicado

Sin embargo ha llegado la hora para los que usamos el minimalismo como herramienta. Ahora debemos poner las lecciones aprendidas a trabajar. Lo mismo que la reflexión filosófica llevó a la física y ésta a la ingeniería, estamos en el momento oportuno para empezar a recoger los frutos de lo que hemos estado sembrando. ¿Eres artista? Incorpora el minimalismo a tu arte, sino en la forma o en el contenido, por lo menos sí para concentrarte en tu vocación y nada más. ¿Eres profesor? ¿Puede el minimalismo cambiar la manera en qué das las clases? ¿Cómo? ¿Eres… ?

Pues eso, toma esta herramienta y pon tu vida en marcha.

Ha llegado la hora.

CC -by James Withesmith
CC -by James Withesmith
Publicado en sabiduría

¿Quién eres?

No, no busques un doble sentido, ni una exploración de la personalidad, ni una meditación ni nada de eso.

Solo quiero preguntarte, a tí y no a un montón de estadísticas de acceso, quién eres tú.

¿Por qué no me lo cuentas? ¿Por qué no me dices algo sobre tí?

Te escucho

Publicado en sabiduría

Consejo a mis hijos

El que sigue es la traducción de un artículo de Leo Babauta, un mensaje a sus hijos que, en mi opinión, resume sus aportaciones y su experiencia.

Tengo seis hijos encantadores — uno de ellos ya un adulto, y un par están casi ahí — y he pensado mucho lo que creo que deberían saber según crecen y se internan en el mundo.

¿Qué podría enseñarles para equiparlos para la vida?

Esto es lo que me gustaría que supieran:

### Tienes todo lo que hace falta.

La mayoría de la gente tiene miedo a emprender cosas porque tienen miedo de no ser lo suficientemente muedo, miedo a fracasar. Pero tú tienes todo lo necesario –aprende eso y no tendrás miedo de emprender nuevas cosas, no tendrás miedo al fracaso, no necesitarás la aprobación de los demás. Ya llegarás pre-aprobados –por ti mismos.

Todo lo que necesitas para ser feliz esta dentro de ti. Mucha gente busca la felicidad en la comida, las drogas, el alcohool, las compras, las fiestas, el sexo… porque buscan una felicidad externa. No se dan cuenta de que las herramientas de la felicidad no están fuera de ellos. Están justo dentro de ti: la concentración, la gratitud, la compasión, la reflexión, la capacidad de crear y de hacer cosas significativas, aúnque sea a poquitos.

Puedes empezar tu propio negocio. Cuando era joven, pensé que necesitaba ir a la universidad y después conseguir un empleo, y que tener un negocio era para los ricos. Me equivoqué en todo. Es posible para casi cualquier persona empezar su propio negocio, y aunque probablemente lo harás mal al principio, aprenderás rápidamente. Es una educación mucho mejor que la universidad.

Todas las cosas útiles que he aprendido, no las aprendí en la universidad… las aprendí haciéndolas.

Dicho eso, he tenido algunos profesores magníficos. Aunque no siempre en la escuela: están por todas partes. Un amigo del trabajo. Mis colegas en la red. Mamá, papá, mis hermanos, mis abuelos, tíos y tías. Mi esposa. Mis niños. Fracaso. Los profesores están por todas partes, si estás dispuesto a aprender.

Sigue leyendo “Consejo a mis hijos”

Publicado en realización personal

Los inútiles hermanos Wright

Eráse una vez una pareja de _geeks_ que como no tenían nada que hacer en su tiempo libre se pusieron a hacer planeadores. Unos trastos feos que solo servían para jugar y con los que era más posible matarse que ir para ningún lado. .

¿No deberían haberse dedicado a su negocio _de verdad_? Tenían un taller de bicicletas muy honrado, un negocio sólido de esos que entra la gente y te dan su dinero a cambio de un servicio honesto.

Pero no, este par de atolondrados se dedicaban a perder el tiempo jugando a inventores con un descaro tan patético como arrogante. No eran científicos, ni ingenieros, ni siquieran llegaron a terminar la enseñanza secundaria. De haber sabido algo de ciencia habrían sabido que era imposible construir nada serio con los materiales y los motores disponibles al principio del siglo XX.

—“Ah, pero fabricaron el primer avión”, —objetará alguno.

¿Avión? ¿Se puede llamar avión a un chisme que volaba a 11 km/h y se mantuvo en el aire doce segundos porque ni su inventor podía controlarlo? Y eso, literalmente, empujándolo. Eso no es más que un chisme con alas o unas alas sin chisme. Total todo lo que hicieron fue enchufarle un motor, que tampoco habían inventado ellos, a unos planeadores que estaban más o menos copiados de otros planeadores diseñados por otros chiflados como ellos y que en realidad no son sino unas cometas sin cordel.

Todo ese tiempo y esfuerzo desaprovechado; todas esas inteligencias que tenían que haberse puesto al servicio de cosas serias. Si lo hubieran hecho ahora tendríamos más bicicletas y no los chismes con alas que vinieron después.

Menudo par de chiflados inútiles.

2595087666_3f4c9df284_b

Foto compartida por amphalon cc

57