Publicado en estudiantes, productividad

Hábito de Estudio

¿Hábito de estudio = buenas notas?

Puede que hayas escuchado alguna vez esta expresión: hábito de estudio. Se supone que los que tienen hábito de estudio sacan buenas notas, y los que no tienen hábito de estudio malas. Bueno, a veces no siempre es así. Todos conocemos el típico listo/a que aprueba sin estudiar. Bueno, en primaria y quizás un poco en secundaria, alguna asignatura fácil, pero cada vez le cuesta más. Y cuando no pueda se dará cuenta de que ni sabe estudiar bien ni tiene el famoso hábito de estudio.

¿Qué es el hábito de estudio? Hábito es habitual, donde

“habitas”, lo que haces habitualmente, todos los días, o casi. El hábito de estudio no sería otra cosa que estudiar casi todos los días, por lo menos cuando no estás de vacaciones. Quien no lo hace así, no tiene hábito de estudio y punto, me ahorras las excusas, muchas-gracias.

Sigue leyendo “Hábito de Estudio”

Publicado en productividad, sabiduría

Herramientas de Productividad Personal Simples 3 – El registro de tareas

La segunda herramienta clave de mi sistema es el registro de tareas. Se trata de una simplificación de mi anterior intento de usar exclusivamente un archivo de texto como gestor único de la productividad. Ahora que combino el editor de texto con un kanban personal, como os hablé en mi anterior entrada, me basta con usarlo exclusivamente para registrar las tareas emprendidas. Veamos su

Estructura

Sigue leyendo “Herramientas de Productividad Personal Simples 3 – El registro de tareas”

Publicado en productividad

Herramientas de Productividad Simple 2 – Kanban GTD

¿Kanban o GTD?

Si alguien piensa que un kanban puede sustituir a GTD, o que con mi pequeño artículo puede ignorar a David Allen, pues se siente. Aquí de lo que voy a hablar es de un kanban que estoy usando personalmente para implementar las listas de tareas (acciones en terminología gtd) y proyectos de GTD, dentro del contexto de mi trabajo, nada más. Dicho con estas salvedades, sí un kanban es mi sistema de confianza, que me ha demostrado ser seguro, rápido y eficaz. ¿Quieres verlo?.

Sigue leyendo “Herramientas de Productividad Simple 2 – Kanban GTD”

Publicado en estudiantes, productividad

Herramientas de Productividad Personal Simples: 1 – Kanban de Cuaderno

Tengo dos simples herramientas eficaces, gratuitas y simples para organizarte y seas más eficaz. No requieren equipamiento informático para implementarse, pero pueden implementarse con casi cualquier equipo informático si así lo prefieres. Sólo necesitas un mínimo de disciplina, práctica y conocimientos.

¡Vamos!

Sigue leyendo “Herramientas de Productividad Personal Simples: 1 – Kanban de Cuaderno”

Publicado en estudiantes, productividad

¿La meseta del suficiente te impide mejorar tus notas?

Foto CC -by Nicholas T

La barrera invisible

Lo conocí por el nombre de OK plateau ~ la meseta OK. También podríamos llamarlo la meseta del suficiente. Esto es lo que me pasó.

Empecé a aprender inglés. Llegó un momento en que podía entender todo lo que leía, casi todo lo que escuchaba y hablar lo suficientemente bien para que me entendiera cualquier nativo. Era, bueno… suficiente para mí, porque de verdad que ya no necesitaba nada más. Además, la práctica, ya mejoraría, ¿verdad?

Bueno, pues casi nada. ¿Por qué?

Repetir no es mejorar

Porque llega un momento en que repetir una acción no lo mejora. Pongamos escribir a mano. Aprendes en primaria y en ese momento pasas de hacer unos palotes horribles a escribir letras reconocibles. Pero luego, repetir esas letras sólo consigues, bueno, repetir exactamente esas letras. Repetir una cosa mil veces no es practicar.

Llega un momento en el que necesitas más

Lo que pasa es que con tener una letra pasable, puedes aprobar y tú te convences de que eso es suficiente. Hasta que, de pronto, no es suficiente. Llega un momento, casi sin avisar, en el que los profesores exigen más, o tus padres exigen más o tú mismo necesitas más -como cuando llegas a la universidad y te das cuenta de que cuando escribes a toda prisa ni tu mismo entiendes lo que escribes-.

Entonces, cuando pasa eso, te puedes sentir un poco tonto. Puedes pensar: es que no lo sé hacer mejor o mejorar me va a costar muchísimo o no puedo mejorar rápido. Todos esos pensamientos son mentiras. Y hay una solución, fácil, se llama

Practicar, pero…

Fijarse lo cambia todo

Practicar no es repetir. Practicar es concentrarse en la práctica. Por ejemplo si corres y quieres correr mejor te concentras en correr, en tu respiración, en si subes las piernas, en si tus zancadas son cortas o largas, etc… Si lo que quieres mejorar es la letra te concentras en la escritura; incluso haces ejercicios difíciles como intentar hacer las letras preciosas de los calígrafos. Te conviertes en tu propio entrenador y te fijas en lo que estás haciendo.

Fijarse cuando practicas lo cambia todo. Le estás diciendo a tu cerebro:

  1. No, eso no me vale.
  2. Lo vamos a hacer mejor.
  3. No voy a aceptar ninguna excusa.
  4. Así que concéntrate en lo que haces.

Vas a por el oro, a hacerlo realmente bien, a conseguir que cuando la gente lo mire pueda decir que tienes una letra muy buena, por ejemplo, o que nadas muy bien o que tus deberes están muy limpios.

¡Adelante!

Publicado en sabiduría

Quitándome el miedo a hablar de mi novela

Bueno, existe un cuento muy bonito en el que un alevín de escritor manda al editor un manuscrito. Éste lo lee pausadamente, en un bello escritorio de caoba, se da tiempo para pensar y después de una semana manda al autor una carta comunicando sus opiniones y, si hay suerte, un contrato.

Esta fantasía tiene la estructura de mito porque, incluso sabiendo que las editoriales apenas pueden dar salida al material de hace un año y reciben las nuevas ofertas con la misma alegría que tu recibes en tu buzón el anuncio de una nueva tienda, incluso así trabajamos como si fuera cierta.

Bien, hoy el mundo no funciona así, si es que alguna vez lo hizo. Por eso voy a ver si me quito el miedo a hablar de mi novela.

Aquí hay un borrador [Alcazaria](http://alcazaria.nfshost.com/), hecho con mucho amor y un block de notas, con HTML5 -o algo parecido- y CSS. Apenas está empezado, a fecha de 11 de agosto de 2012, pero espero que os guste la tipografía, inspirada muy vagamente en los manuscritos medievales (los colores, más que nada) y que lleva mucho más trabajo del que parece a primera vista.