Publicado en estudiantes, realización personal

Transmite valores con los héroes

Niño en la playa
CC Martin Gommel

Se ha perdido la costumbre de leer vidas de santos, a nivel social quiero decir. Yo todavía me crié leyendo un par de ellas; sobre todo la del fundador de la orden que llevaba mi colegio: San Antonio María Claret. Recuerdo muy bien que nos dieron o vendieron un librito que resumía la vida del santo con ilustraciones en blanco y negro. Además hicieron un concurso para el que supiera mejor las respuestas. Recuerdo que tomé la resolución de estudiar lo mínimo, pues no valía para nota y ya entonces evitaba los exámenes.

Sin embargo lo que pasó luego es que bueno, era un libro, tenía letras y reglones y claro, había que leerlo. Vamos si me leí hasta La Divina Comedia de Dante que daba un miedo de arrancarse los pelos (y eso la parte que podía entender). En cuanto a la vida del santo me resultó mucho más sencilla y daba mucho menos miedo, me atraía con cierta fascinación la bondad, pero también la determinación y la fortaleza de carácter del personaje. De alguna manera me marcaron un camino. Algo parecido encontré en una biografía de Abraham Lincoln, salvando las distancias.

No he leído muchas más biografías después de la adolescencia, hasta que le dí una oportunidad a la de Steve Jobs. Este héroe a claro-oscuros me inspira y me desencanta a partes iguales. Pero supongo que está bien así, es una biografía adulta para lectores adultos y debemos ser capaces de aprender de lo bueno y lo malo.

No os voy a hacer una crítica del libro (es bueno).Lo que quiero es contarte lo que me pasó cuando lo leía.

Recordé la fuerza que había tenido la biografía en mi de niño. Estoy convencido de que esa biografía tiene parte de la culpa de que la fe sea una parte fundamental de mi vida. Y por eso, me gustaría animaros que acerquéis a vuestros hijos a una biografía. Buscad a alguien con quien congeniéis en valores. Recuerda que los jóvenes buscan un camino que poder seguir, alguien que poder admirar, una referencia más allá de los héroes de plástico.

Y si no se los dáis vosotros, ya se los dará el marketing.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.