Pieni y koruton

Nunca pensé llegar tan lejos, solo quería jugar un poco a ser poeta, experimentar con el haikú y el haibún buscando una forma de expresarme distinta al clásico pero sin llegar tampoco al verso libre porque pienso que es bueno someterse a alguna regla, y aún me parezca pretencioso definir una nueva forma poética, creo que no me queda más remedio si quiero

Sin embargo aún está este esfuerzo muy verde para formalizarlo en reglas aunque sean provisionales, salvo una, veamos que me sale:

Busco un poema breve, poco pretencioso en las formas, inteligible para el lector y que llame a la pausa y a la meditación.

Me vale por ahora, y con esto tengo ya buscados dos nombres. Se llamarán pieni y koruton. Pieni, pequeño en finlandés, servirá para identificar lo que derive del haikú, mientras que koruton, “no sofisticado” (pronunciése como una palabra llana) lo que salga de mi experimentación con el haibun. Si te da curiosidad saber porqué escogí estas palabras finlandesas viene a que el finlandés no es difícil de pronunciar para el hispanohablante (otra cosas es que entiendas nada) pero a la vez me ofrece palabras suficientemente distintas como para no confundirse con ninguna otra.

Los resultados los clasificaré en la nueva categoría de “poesía experimental”, posiblemente haciendo una referencia al haikú o al haibún en las etiquetas, además de pieni y koruton. Y esto es por ahora, ya iré ajustando según necesite, suponiendo que este proyecto llegue a alguna parte, claro. 🙂 Deseadme suerte.

Nueva memoria, haibun

Ante mí nueva costumbre de escribir algo que se parece a un haikú estoy empezando a fotografiar a lo que me parece que merece un poema. Y ya meto la pata porque en verdad todo merece un poema, porque la poesía lo abarca todo. Pero resulta que no he querido sacar el haikú que me estaba naciendo de esas flores de la foto que debería acompañar estas palabras, porque la foto ha robado la brisa y las hadas que en ella se escondían. Pues bien, también esta contrariedad merece un poema, seguramente mejor que el ahora sigue:

calma de viento

flores que no se mecen

¿nueva memoria?

Brillo verde, haikú

Luz verde de un cajero automático

tu brillo verde

el gozoso camino

hasta el dinero

Tendré un poco de autista, de Asperger quizás, a veces me fascinan este tipo de pequeñas cosas, como el brillo de la boca de tarjetas de un cajero automático. Y si, me hace sentir un poco raro, pero si soy quien soy como así parece ser, será mejor que lo disfrute.

suaves los pulsos

acariciando almas

pasa la gente

Un certamen de poesía singular

La Asociación Amigos del Monasterio Benedictino de Santa María de Carbajal, con domicilio en la Plaza de Santa María del Camino, nº11. 24003 León (Correo electrónico: monasticosteam@gmail.com), convoca el certamen bajo las siguientes bases:

1.- Temática: Salmos.

2.- Género: Poesía.

3.- Objetivo: Expresar los sentimientos espirituales, teniendo como modelo el salmo que se propone.

4.- Salmo elegido: Salmo 63, (1. Salmo de David…2. Oh Dios, tú eres mi Dios…)

5.- Orientaciones: Para crear el salmo, puede parafrasearlo, crear uno diferente o expresar su momento vivencial. El texto puede tener formato prosa o verso, pero con contenido poético.

Extraído de: https://www.monjasyvocacion.es/certamen